Por Qué el Pez Betta Está En El Fondo Del acuario

Muchos propietarios entran en pánico cuando ven que su pez Betta está en el fondo del tanque. Asumen que algo anda muy mal. Después de todo, se supone que los peces nadan, ¿verdad?

Pero en realidad, es un poco más complicado que eso. Hay una serie de posibles razones por las que un pez Betta podría estar en la parte inferior (y no todas son malas).

Y esta guía está aquí para ayudar.

Le enseñará por qué podrían estar en el fondo del tanque, cómo puede abordar cada problema y cómo usar señales posicionales y de comportamiento para diagnosticar con precisión cualquier problema.

¿ES NORMAL QUE LOS PECES BETTA SE asienten EN EL FONDO DEL TANQUE?

Los peces Betta son algunos de los más hermosos que existen. Con sus aletas largas y fluidas y su coloración vibrante, están en su mejor momento cuando nadan alrededor de su acuario y muestran su belleza.

Pero, ¿qué significa cuando un Betta comienza a depositarse en el fondo de su tanque? ¿Es normal?

Ser testigo de este comportamiento puede ser alarmante para los propietarios que están acostumbrados a ver a sus peces actuar de forma enérgica y juguetona.

Un pez Betta tendido en el fondo del tanque.

En realidad, hay varias razones por las que un Betta podría hacer esto, y algunas de ellas son lo suficientemente inocentes. Sin embargo, otros son motivo de preocupación.

Esto significa que a veces es normal.

TODAS LAS POSIBLES CAUSAS

Comprender el comportamiento de su pez Betta podría ayudarlo a determinar cuándo debe actuar. Estas son algunas de las razones más comunes por las que un pez Betta está acostado en el fondo del tanque.

1. EL BETTA ESTÁ ENVEJECIENDO

Los bettas tienen una vida útil relativamente corta. ¡En buenas condiciones, estos peces vivirán entre tres y cinco años! Si ha tenido su Betta por un tiempo, podría estar sufriendo los efectos de la vejez.

Como cualquier otro animal, los bettas viejos tienden a desacelerarse a medida que envejecen. Simplemente no tienen la energía para recorrer su hábitat como lo hacían cuando eran más jóvenes. Sus cuerpos comienzan a ralentizarse y tienen más dificultades para seguir el ritmo de los peces más jóvenes.

Como resultado, la mayoría de los peces mayores prefieren descansar un poco más. Su pez podría comenzar a acostarse sobre hojas o pasar más tiempo descansando sobre el sustrato en el fondo del tanque.

Nota del autor: a menos que haya criado a sus peces desde la etapa de alevines, es difícil determinar la edad de los peces. Incluso si acaba de obtener su Betta hace unos meses, podrían haber pasado años con un criador o en la tienda. Si su pez se ve sano en general y parece que se está ralentizando, es posible que esté llegando al final de su vida.

2. ENVENENAMIENTO POR AMONIACO

A medida que su pez produzca desechos, los niveles de amoníaco en el tanque aumentarán. Como probablemente sepa, el amoníaco es una sustancia química peligrosa para los peces. Puede causar quemaduras químicas en las branquias y eventualmente provocar la muerte.

El problema con el amoníaco es que no se puede ver. Debe confiar en un buen mantenimiento y monitoreo del tanque para evitar que estos niveles se disparen. En otras palabras, cambios de agua regulares y un buen sistema de filtración.

Si no tiene un filtro eficaz en su lugar, los niveles de amoníaco subirán constantemente. Esto debilita a tu pez Betta.

Básicamente, ¡están luchando por respirar!

Los tanques pequeños o los entornos superpoblados también tienden a sufrir problemas de amoníaco. Use un kit de prueba para verificar los niveles de amoníaco. El único nivel «seguro» es 0 PPM. Cualquier cosa más alta y su pez podría estar sufriendo.

3. CORRIENTE EXCESIVA

A los peces betta no les va bien en corrientes fuertes. De hecho, sus abanicos masivos son puramente ornamentales. No hacen mucho para ayudar a este pez a nadar.

Si tiene un flujo significativo proveniente del filtro o de la bomba de aire, ¡su pez probablemente esté agotado!

Un Betta en el fondo del tanque debido a una corriente excesiva.

Se necesita mucha energía para luchar constantemente contra una corriente fuerte. Es posible que su pez Betta se haya rendido y haya decidido descansar acostándose en el fondo del tanque.

Para reducir el flujo de agua de su filtro, puede colocar un filtro de esponja. Alternativamente, puede redirigir la corriente hacia plantas o decoraciones. Romper la corriente hará mucho para reducir el flujo en todo el acuario.

4. ENVENENAMIENTO POR NITRATOS

El nitrato es otro compuesto creado por los desechos de pescado. Sin embargo, es un subproducto de la degradación bacteriana. Las bacterias en un tanque bien ciclado convertirán el amoníaco en nitritos. Luego, descompondrá los nitritos en nitratos.

Comparativamente hablando, los nitratos son menos dañinos que el amoníaco. Sin embargo, todavía hacen mucho daño.

Y para empeorar las cosas, el nitrato es un asesino lento.

Hace que los peces se vuelvan letárgicos y débiles (y podría hacer que se acuesten en el fondo del tanque). Su pez Betta podría perder el apetito y tener dificultad para respirar. Incluso puede ver que su color comienza a disminuir.

Saque su kit de prueba de agua y vea dónde están los niveles de nitrato. Idealmente, no debería tener más de 5 a 10 PPM.

5. EL AGUA ESTÁ DEMASIADO CALIENTE

El choque de temperatura es una amenaza muy real para Bettas. Estos peces disfrutan de temperaturas más cálidas. Sin embargo, el exceso de calor durante el verano planteará varios problemas de salud.

Verá, las aguas cálidas liberan oxígeno mucho más rápido que las aguas frías. No es tanto la temperatura el problema. Más bien, ¡es la falta de oxígeno lo que está afectando a sus peces!

Sin ese oxígeno, su pez Betta estará jadeando por aire en el fondo del tanque. Incluso con su capacidad para respirar aire atmosférico, el agua sin un buen suministro de oxígeno es un problema grave.

Nota del autor: enfríe las temperaturas de su tanque lentamente. Puede hacer esto con un ventilador o aire acondicionado. Para infundir algo de oxígeno en el agua rápidamente, use una vejiga de aire.

6. ENFERMEDAD DE LA VEJIGA NATATORIA

La vejiga natatoria de su pez es un órgano crucial que necesita para nadar. Controla la flotabilidad. Cuando un pez sufre de la enfermedad de la vejiga natatoria, a menudo nadan en patrones extraños, tienen dificultades para moverse o se acuestan en el fondo del tanque.

Esta enfermedad es bastante común con Bettas. Estos peces tienen un apetito saludable y, como resultado, a menudo comen más de lo que deberían. Estas causas pueden causar estreñimiento y problemas de vejiga natatoria.

Puede tratar la enfermedad proporcionando alimentos ricos en fibra como Daphnia y guisantes blanqueados. Para evitarlo en el futuro, reduzca la cantidad de alimentos que está proporcionando.

A veces, la enfermedad de la vejiga natatoria es crónica. El tratamiento no ayuda a todos los peces. En esos casos, los peces generalmente deben ser sacrificados.

7. ENFERMEDAD Y DOLENCIA

Si su pez Betta se ve aletargado y pasa tiempo acostado en el fondo del tanque, podría estar enfermo.

Son muchas las enfermedades que afectan a los Bettas. De hecho, estos peces tienden a sufrir enfermedades con mayor frecuencia debido a un sistema inmunológico más débil.

Enfermedades como Ich, Hinchazón, Dropsy y más pueden hacer que los peces Betta se debiliten.

Nota del autor: En la mayoría de los casos, estas enfermedades son causadas por el estrés y un medio ambiente mal mantenido. Manténgase al tanto de las condiciones del agua y asegúrese de que los parámetros estén dentro de un rango aceptable.

Cuando las cosas van más allá del rango recomendado, su pez Betta se estresará y se volverá más susceptible a las enfermedades.

8. SIMPLEMENTE TOMÁRSELO CON CALMA

Un pez Betta en el fondo del tanque no siempre es motivo de preocupación. ¡A veces, tu pez simplemente se está tomando las cosas con calma!

Eche un vistazo a su comportamiento. Si las aletas pélvicas todavía están en movimiento, ¡su pez podría estar simplemente relajándose! Pueden pasar por episodios de movimiento antes de descansar sobre el sustrato.

Si bien esas enormes aletas se ven geniales, pueden ser tediosas para un Betta. Debido a esto, es posible que se tomen un momento para descansar. ¡Esto es completamente normal y no hay nada de qué entrar en pánico!

9. EL AGUA ESTÁ DEMASIADO FRÍA

Al igual que el exceso de calor, las aguas frías más allá del rango de comodidad de Betta pueden causar problemas. Idealmente, la temperatura del agua de su tanque no debe ser inferior a 74 grados Fahrenheit (obtenga más información leyendo nuestra guía de cuidado completa).

Cuando la temperatura desciende por debajo de eso, el metabolismo de su pez se ralentizará. El oxígeno también se absorbe más lentamente. Esta combinación de eventos hace que sus peces se vuelvan muy débiles y letárgicos.

Si no aumenta la temperatura, su pez podría estresarse y contraer una enfermedad.

Nota del autor: Use un calentador o luces en el tanque para elevar lentamente la temperatura del agua en el acuario. ¡No intentes hacerlo todo de una vez!

10. EL ACUARIO NO ES LO SUFICIENTEMENTE GRANDE

Muchos nuevos propietarios de peces cometen el error de pensar que los Bettas pueden vivir en cualquier lugar. Es cierto que les va bien en acuarios que contienen tan solo tres galones.

¡Pero más grande siempre es mejor!

Cuando su pez está confinado a un ambiente diminuto y estéril, ¡no tiene nada que hacer! No hay nada que explorar. Su pez Betta perderá interés en las cosas rápidamente, sin dejar nada para que hagan más que acostarse en el fondo del tanque.

Esa no es exactamente la mejor forma de vivir, ¿verdad?

Dale a tu pez Betta un poco más de espacio para explorar. Considere aumentar el tamaño del tanque unos galones. También debe implementar todo tipo de elementos de enriquecimiento para sus peces.

Esto incluye cuevas, plantas y decoraciones naturales. Todas estas cosas mantendrán a sus peces felices y saludables.

11. ESTÁN DURMIENDO

Lo crea o no, ¡los peces Betta duermen como cualquier otro animal! De hecho, siguen el mismo ritmo general de sueño que los humanos. Les gusta descansar por la noche y mantenerse activos durante el día.

Si no duermen lo suficiente por la noche, ¡es posible que los encuentre durmiendo en el fondo del tanque!

Un pez Betta durmiendo

Los bettas tienen una reputación única por encontrar lugares interesantes para dormir. ¡Pueden acurrucarse en rincones, descansar sobre el sustrato o incluso dormir encima de las hojas de las plantas!

Si nota que su Betta duerme mucho durante el día, piense en su configuración nocturna. ¿Dejas las luces del tanque encendidas por la noche? ¿Qué hay de la iluminación ambiental en la habitación?

Deje a sus peces en un lugar oscuro y tranquilo durante la noche para asegurarse de que duerman todo lo que necesitan.

LA IMPORTANCIA DEL POSICIONAMIENTO

Es importante tener en cuenta la forma en que su pez Betta descansa en el fondo del tanque. ¡Las diferentes posiciones y patrones de movimiento pueden ayudarlo a elegir la causa correcta de la lista anterior!

A continuación, analizamos algunas de las señales más comunes a tener en cuenta.

¿QUÉ CAUSA QUE UN PEZ BETTA SE ACUESTE DE COSTADO?

En la mayoría de los casos, un pez Betta acostado de lado no es una preocupación importante. A los bettas les gusta dormir de lado en lugar de estar en posición vertical.

Nota del autor: Observe de cerca sus branquias para asegurarse de que estén respirando y, por lo demás, saludables. Un Betta saludable debería animarse una vez que se despierte.

Aunque dormir de lado es perfectamente normal, puedes darle más opciones a tus peces si quieres mantenerlos alejados del sustrato.

Considere agregar plantas al acuario. También hay muchos «estantes para dormir» y cuevas artificiales disponibles. ¡Estos elementos decorativos están hechos específicamente para peces durmientes!

¿QUÉ PASA SI SU PEZ BETA ESTÁ EN LA PARTE INFERIOR DEL TANQUE Y NO SE MUEVE?

Si su pez no se mueve, debe mirar más de cerca para ver qué está pasando.

Eche un vistazo a sus branquias. ¡Con suerte, tu pez está respirando bien! Si es así, probablemente solo estén durmiendo. Los Bettas no pueden cerrar los ojos, por lo que parecerá que todavía están despiertos.

Si su pez está tratando de mover sus aletas, es posible que esté lidiando con un choque de temperatura o una enfermedad de la vejiga natatoria. Ajuste la temperatura en consecuencia, pero asegúrese de hacerlo lentamente.

Desafortunadamente, no hay mucho que pueda hacer para brindar un alivio inmediato para la enfermedad de la vejiga natatoria. Puede reducir el flujo de agua para facilitar las cosas a sus peces. Sin embargo, es en gran parte un juego de espera hasta que pueda proporcionar alimentos ricos en fibra.

Por último, existe la posibilidad de que su pez Betta esté muerto. Lo más probable es que veas las señales de la muerte antes de que esto suceda. Debido a que Bettas no puede cerrar los ojos, es fácil confundir la muerte con dormir.

Si su pez no mueve sus branquias, es muy probable que ya hayan fallecido.

¿QUÉ HACE QUE SE COLOQUEN EN EL FONDO DEL TANQUE BOCA ABAJO?

¡Ver a su pez Betta en una posición invertida es una gran bandera roja! Por lo general, es una señal de que su pez tiene la enfermedad de la vejiga natatoria.

Si todavía están respirando o intentando mover sus aletas, puede darse cuenta fácilmente de que todavía hay algo que está sucediendo internamente. Eso es bueno.

Reduzca el flujo en el acuario y espere un poco. También puede agregar un poco de sal al tanque (que a veces puede ayudar con los problemas de estreñimiento).

¿QUÉ PASA SI ESTÁN EN EL FONDO DEL TANQUE RESPIRANDO PESADAMENTE?

Si su pez Betta está acostado en el fondo del tanque y respira con dificultad, debe tomar medidas lo más rápido posible.

Hay un par de posibles causas para esto:

Podría ser intoxicación por amoníaco, intoxicación por nitratos o temperaturas altas. Todos estos problemas dificultan la respiración de los peces Betta, lo que explica la dificultad para respirar.

Pruebe el agua para ver qué problema necesita abordar. Si se trata de una intoxicación por amoníaco o nitrato, realice un cambio de agua del 50 por ciento para brindar un alivio inmediato. Luego, realice cambios para evitar que los niveles vuelvan a aumentar.

Para temperaturas altas, encienda un acondicionador de aire en la habitación y apunte un ventilador hacia la superficie del agua. No use cubitos de hielo o agua fría para temperaturas más bajas. Debe hacer esto lentamente para no matar las bacterias beneficiosas.

TERMINANDO

Como puede ver, no siempre es malo ver un pez Betta en el fondo del tanque. ¡A veces solo necesitan un descanso!

Pero aún debe estar preparado si la causa es grave.

La preparación y un nivel constante de atención de alta calidad son dos cosas que practican los grandes propietarios. ¡Debes comprender a tus peces en caso de que necesites ayudarlos!

Debido a que esta es una preocupación tan común entre los propietarios de Betta, comparta esta guía tanto como pueda. ¡Nuestra esperanza es ayudar a tantos acuaristas a informarse como sea posible!