Pez Betta Splendens: Guía de cuidados en el acuario

¿Quieres aprender a cuidar un Pez Betta? Si estás pensando en comprar un Betta Splendens como mascota, has hecho una gran elección y has venido al lugar correcto.

Guía del pez Betta Splendens
Guía del pez Betta Splendens

En nuestra completa guía de cuidado del pez betta, aprenderás todo lo que necesitas saber para generar un hábitat saludable. Esto incluye el tamaño recomendado del tanque, la calidad del agua y su mantenimiento, la alimentación y mucho más!

Ser capaz de cuidar de un pez betta, significa saber qué lo hace feliz y saludable. También significa saber qué causa estrés y enfermedades para poder evitarlo.

Cuidar de tu betta requiere un poco de educación y responsabilidad tanto para los niños como para los adultos. La hermosa betta es bastante resistente y barata de comprar y mantener, y pueden traer años de compañerismo y alegría.

Saber cómo cuidar un betta antes de comprar una hará las cosas mucho más fáciles, especialmente cuando se compra un tanque y otros accesorios por primera vez.

El pez Betta (Betta Splendens)

El Pez Betta (Betta Splendens) es conocido popularmente con el nombre de Pez luchador, y también como luchador de Siam.

El nombre de Betta les viene dado por su carácter guerrero y luchador, al igual que un antiguo clan guerrero llamado Bettah. Son originarios del Sudeste Asiático, donde habitaba en pequeñas charcas o estanques.

En cautiverio se adaptan muy fácilmente a tanques o acuarios de tamaño medio, ya que no necesitan de demasiado espacio.

Se les conoce por sus hermosos y brillantes colores, que en libertad son rojizo, verdosos o marrones. La alimentación además de la salud, influye en las tonalidades.

También la seleción de ejemplares en la cría en cautividad, aporta unos tipos de colores en una gran variedad de tonos: azul,morado, blanco, naranja….

Características de los Peces Betta

El Pez Betta necesita agua dulce. Puede alcanzar 6,5 cm de longitud, por lo que no necesita de grandes espacios aunque la profundidad del acuario debe ser de 15 cm al menos y un mínimo de 10 litros por pez Betta.

El acuario debe tener una temperatura del agua de entre 24 y 30 grados, que favorece su crecimiento y buen desarrollo. Se debe cambiar el agua con bastante regularidad para que tengan una adecuada calidad de vida.

Son animales diurnos, por el día realizan sus actividades y duermen de noche. Al ser carnívoros, comen principalmente insectos o las larvas de estos, aunque también comen raíces de plantas.

No es conveniente darles de comer en exceso, pues demasiados desechos y restos de comida en el acuario produce niveles altamente tóxicos de nitrito y amoníaco, que podrían enfermar al pez.

Hay alimentos comerciales que además de proteínas les aportan las vitaminas y minerales que necesitan, cuidando así de su salud.

Características de los Peces Betta
Características de los Peces Betta

Han desarrollado la habilidad de respirar el oxígeno directamente del aire, usando para ello sus branquias. Esto les permite sobrevivir fuera del agua, pero solo por cortos espacios de tiempo.

Normalmente suelen cazar el alimento en la superficie del agua.

El pez Betta es sobradamente conocido entre los aficionados a la acuariofilia por su carácter agresivo y territorial con otros peces, incluso de su especie.

No es conveniente juntar a más de un Betta dentro del mismo acuario.
Incluso siendo hembra, hay que tomar unas medidas de seguridad, para evitar agresiones entre ellos.

¿Cuánto vive un pez Betta?

El Betta es un pez muy resistente que en cautiverio, con las condiciones óptimas puede llegar a vivir entre los 3 y 4 años. En estado salvaje no suelen vivir más de 3 años.

Para alargar la vida de nuestro Betta debemos procurarle una buena alimentación, y mantenerle el acuario en buenas condiciones. El cambio del agua debe ser muy regular y la temperatura debe acercarse a los 27 grados.

Debemos informarnos de las posibles enfermedades para poder tratarlas y así mantener su salud en perfectas condiciones.

¿Cuánto es lo máximo que dura un pez Betta?

Con el cuidado adecuado, a pesar de su vida media de 3-4 años, tu betta podría vivir hasta diez años. Esta discrepancia se debe en gran parte a la información errónea en las tiendas de mascotas, en Internet, y de otros propietarios de betta. Los peces betta son una hermosa e inteligente especie de peces y merecen el cuidado adecuado.

El tanque para el pez Betta

Uno de los mitos más grandes con respecto a los bettas es cómo pueden vivir bien dentro de una pequeña pecera. No te engañes, vivir no es lo mismo que sobrevivir.

En las típicas peceras tu pez betta no sería feliz ni estaría muy saludable, de hecho, es solo cuestión de tiempo que acabe enfermando y muriendo.

El tamaño mínimo del acuario recomendado para un betta sano es de 20 litros. Los tanques más grandes son más fáciles de mantener los ciclos de nitrógeno y la temperatura, y requieren limpiezas menos frecuentes. Por el contrario, los tanques más pequeños son más trabajados y requieren mayor mantenimiento.

En su hábitat natural, el betta splenden vive en arroyos poco profundos y deficientes en oxígeno, arrozales y charcos, pero muchas de estas zonas todavía tienen un gran volumen de agua.

Tu betta necesita espacio para nadar y lugares para esconderse. Además, lo disfrutarás mucho más si tiene suficiente espacio para nadar.

Nunca llenes tu tanque al máximo volumen. Los peces betta necesitan acceder a la superficie del agua para obtener aire usando su órgano laberíntico. El órgano del laberinto característico de los anabántidos les permite extraer el oxígeno del aire y no sólo del agua a través de sus branquias. Por eso los betas no necesitan bombas de aire.

También debes asegurarte de tener una tapa en el acuario porque las bettas son grandes saltadores, y pueden saltar directamente de tu tanque. Sucede todo el tiempo y es una forma muy triste de perder un betta.

Calidad del agua

El agua añadida al tanque debe estar libre de cloro y otros contaminantes. Si usas agua del grifo, asegúrate de usar un acondicionador de agua para bettas como este para eliminar el cloro, la cloramina, el amoníaco y otros metales pesados.

Esto previene cualquier daño potencial o muerte. Tampoco uses nunca agua destilada, porque ha sido despojada de todos los minerales esenciales con los que los betas necesitan prosperar.

También debes considerar añadir sal de acuario al agua de tu tanque para reducir el estrés y la ansiedad, y favorecer una aletas saludables.

Temperatura

Los peces betta provienen de un clima tropical de Tailandia, por lo que necesitan agua caliente en sus tanques. Nunca dejes que el agua de tu tanque caiga por debajo de 18 grados ni supere los 28 grados centígrados. Trata de mantenerla en el rango de 24-26º C. Esta es la temperatura a la que los betas son más felices y activos.

La temperatura media de una casa es de 20C, que está por debajo de la temperatura requerida. Si el agua de tu acuario está constantemente fría para tu betta se retraerá y seguramente enfermará. Esta es la forma más rápida de reducir su potencial de vida útil.

Termómetro y calentador

Compra un termómetro de acuario para monitorizar la temperatura del agua. Si la temperatura es demasiado baja, compra un pequeño calentador de acuario. Los calentadores que son ajustables y contienen un termostato incorporado son la mejor solución.

Si tienes dudas respecto a qué calentador elegir, te puede ayudar nuestra guía sobre el calentador para acuario, donde te explicamos todo lo que debes saber sobre estos dispositivos.

Si la temperatura ambiente en la que está el tanque es de al menos 25º C, entonces no se requiere un calentador de acuario.

Los peces betta son muy sensibles a los cambios en la temperatura de su hábitat y en los parámetros del agua. Cuando cambies la temperatura y las condiciones del agua, hazlo lenta y metódicamente. Los cambios abruptos pueden estresar a los peces e incluso causar consecuencias adversas para su salud.

El tanque para el pez Betta
El tanque para el pez Betta

Nivel de pH en el agua

Los peces betta prefieren que el pH de sus aguas sea ligeramente ácido. Lo hacen mejor en el rango de pH de 6,5 a 7,5.

Algunas aguas del grifo y del manantial pueden ser significativamente más altas de 7,5, lo que significa que siempre debe probar el agua antes de añadirla al tanque del pez betta. Considere la posibilidad de comprar un kit de pH para mantenerlo en un rango saludable si es necesario.

Filtro

Los filtros reducen las bacterias dañinas mientras apoyan a las bacterias saludables. Son tus pequeños ayudantes cuando se trata del mantenimiento del tanque y el cuidado de tus peces betta.

Un filtro es relativamente barato y es mejor cuando se incluye en una instalación completa.

Los peces betta no son nadadores muy fuertes y el filtro puede estresarlos si la corriente es demasiado fuerte. La agitación prolongada puede llevar a la rotura de las aletas, al estrés agudo e incluso a la muerte.

Elije un filtro que sea ajustable o recomendado para un pez betta. Desvia los tubos de entrada y salida con prefiltros si es necesario para reducir las corrientes fuertes.

Si tienes alguna duda a la hora de comprar tu filtro para acuario, haz clic en el anterior enlace y visita nuestra guía dedicada a los mejores sistemas de filtración utilizados en el acuarismo .

La iluminación

Los peces betta necesitan ciclos de luz naturales de día y de noche. Necesitan luz mientras están despiertos durante el día, y oscuridad por la noche para poder dormir. Esto establece un patrón regular de día y noche, regulando su reloj biológico interno.

Las plantas y otras decoraciones proporcionan sombra si quieren evitar la iluminación directa por un período de tiempo.

Evita que la luz solar directa entre en tu tanque porque puede elevar rápidamente la temperatura del agua a niveles peligrosos y favorecer el crecimiento de algas no deseadas.

Se recomienda la iluminación artificial, colocando el tanque de los peces betta lejos de la ventana. De esta manera se controla la luz que está encendida durante el día, y apagada por la noche con el simple botón.

Si tienes dudas respecto al papel de la luz en el acuario, en el anterior enlace tienes nuestro artículo especial sobre la iluminación del acuario.

Plantas, escondites y decoraciones

Una gran parte del cuidado de un pez betta implica asegurarse de que están contentos y no estresados. Imitar su hábitat natural es la mejor manera de lograrlo. A los betas les encantan los lugares donde esconderse para sentirse seguros, especialmente cuando duermen. Piensa en estos lugares para esconderse como si fueran sus casas.

Su hábitat natural tiene muchos lugares para esconderse, incluyendo sustrato, rocas, plantas y palos. Las plantas vivas son la mejor opción para los acuarios porque pueden ayudar a eliminar el amoníaco del agua.

Las plantas artificiales también están bien, y son baratas y resistentes. Su calidad ha mejorado mucho en los últimos años y se ven casi idénticas a las reales. Pero ten cuidado con los bordes cortantes de las plantas artificiales y los adornos que puedan dañar las aletas de tu betta.

Todas las plantas y hojas artificiales deben ser de seda si es posible. Los troncos y otros escondites también deben ser inspeccionados por los bordes afilados y lijados si es necesario.

A los acuaristas experimentados les gusta usar lo que se llama la «prueba de las medias«, pasando unas medias por la planta o la decoración para ver si se enganchan. Si lo hace, la planta o el escondite probablemente también se enganchará en las delicadas aletas de una betta.

Limpieza y mantenimiento del Acuario

Mantener limpio el tanque de un pez betta es crucial para su salud y felicidad. A medida que tu betta consume comida, la digiere y finalmente se «deshace de ella», termina en el agua del tanque. Cuanto más pequeño sea el tanque, más rápido se contamina.

Uno de los problemas más comunes relacionados con la mala salud del pez betta es la exposición sostenida a niveles elevados de amoníaco y nitritos. La calidad del agua disminuye a medida que el amoníaco se acumula por los residuos y los alimentos no consumidos. Esto acaba generando que el nivel de pH del agua se salga de un rango saludable.

Los peces nadarán en sus propios desechos y con el tiempo enfermarán e incluso morirán. Un buen filtro puede ayudar a reducir estos niveles y establecer bacterias saludables.

¿Con qué frecuencia se debe limpiar el tanque de un pez Betta?

Se debe cumplir con un programa de mantenimiento sistemático. Los tanques más pequeños necesitarán cambios de agua más frecuentes y completos para evitar niveles peligrosos de amoníaco. Se puede hacer, es sólo más trabajo.

Es necesario un kit de análisis de agua en tu equipo para comprobar la calidad del agua del tanque. Los tanques más pequeños necesitan más trabajo debido a lo rápido que la calidad del agua puede disminuir.

Recuerda, agregar plantas vivas también puede ayudar a reducir los niveles de amoníaco en el agua de manera natural.

Los peces betta se acostumbran a su ecosistema y no les gustan los cambios bruscos en él. Debido a esto, se recomienda hacer más cambios pequeños de agua, que uno solo grande. Quitar demasiada agua del tanque y luego agregarle agua nueva puede causar que los peces entren en shock.

Quitar el 15-30% del agua del tanque y rellenar con agua desclorada de temperatura y pH similares es lo más segura. Siempre que añadas nueva agua del grifo, asegúrese de usar gotas de desclorinación o agua de manantial que ya haya eliminado el cloro.

¿Cómo limpiar el tanque y las decoraciones?

La limpieza del tanque y sus decoraciones es muy importante para la salud de su pez betta. Utiliza solo decoraciones de acuario aprobadas y materiales que sean seguros para los peces.

Utiliza un raspador magnético de algas como este para la eliminación regular de las algas mientras el tanque está lleno.

Los filtros y sus medios se deben limpiar enjuagándolos con agua del tanque para preservar las bacterias saludables. Los demás componentes deben limpiarse y desinfectarse.

¡Nunca limpies un acuario o sus componentes con jabón! Es muy difícil quitar todo el jabón y puede envenenar tu pez betta una vez que el tanque se llena.

Todas las decoraciones, incluyendo las piedras deben ser lavadas a fondo con agua caliente para eliminar el polvo y otros contaminantes. Si deseas aumentar el poder de limpieza, puede usar vinagre blanco destilado para eliminar las manchas y los olores difíciles.

La lejía regular que no contiene detergentes ni perfumes es otra excelente y poderosa opción de limpieza, especialmente después de una enfermedad.

Usa una mezcla al 10%: 9 tazas de agua por 1 taza de lejía. No dejes que la mezcla permanezca en ningún acuario o superficie decorativa más de 10 minutos. Siempre debes enjuagar bien todas las superficies con agua limpia para eliminar cualquier rastro de lejía antes de volver a llenarlas.

Peces compatibles con el pez betta

Algunos peces beta son demasiado agresivos para convivir con otros habitantes, pero pueden ser compatibles con ciertos peces que no son agresivos ni poseen colores brillantes ni aletas largas.

Peces compatibles con el pez betta
Peces compatibles con el pez betta

La razón por la que el pez betta es conocida como el pez luchador es por la acentuada agresividad del macho. Esto se incrementó a partir de la cría selectiva en el siglo XIX y todavía es parte de su composición genética.

La probabilidad de éxito aumenta al agregar peces comunitarios con bettas en tanques grandes donde tengan mucho espacio para esconderse. Utiliza un acuario de 40 litros o más para proporcionar suficiente espacio para un hábitat comunitario adecuado.

En los tanques más grandes disminuirá los instintos territoriales del pez beta y puede disminuir la agresión contra ciertos tipos de peces. En caso de duda, antes de comprar un posible pez compatible con bettas pregunta en tu tienda de mascotas local o en tu foro de acuariofilia favorito.

NO pongas dos machos en el mismo tanque porque se pelearán, probablemente hasta que uno esté muerto o gravemente estresado. ¡Esto es cruel y nunca debe hacerse!

Los bettas macho tampoco deben ser alojados con una hembra, también exhibirán un comportamiento agresivo contra las hembras. A menos que se estén reproduciendo, en este caso debe ser por cortos períodos de tiempo y luego se deben separar.

Las hembras, sin embargo, pueden vivir juntas en grupos de cinco o más, pero el tamaño del tanque debe ser proporcional.

Por último, puedes considerar un divisor de tanque para alojar dos betas en un solo acuario.

Pez sano vs enfermo

Deberías ser capaz de identificar la diferencia entre un betta sano y uno enferma. Sobre todo cuando se compra por primera vez un pez betta, es importante elegir uno que sea saludable.

Los cuidadores experimentados, sin embargo, pueden comprar bettas enfermos para ayudar a salvarlos de la muerte y la enfermedad. A continuación se presentan las características comunes de los peces betta sanos y enfermos.

Pez Betta saludable

  • Posee colores brillantes, especialmente los machos
  • Aletas intactas
  • Nada para investigar cuando te acercas a su hábitat
  • Tiene hambre y comen regularmente
  • Es agresivo y pueden estalla contigo o con otros estímulos

Pez Betta enfermo

  • Coloración apagada, especialmente en los machos
  • Aletas pegadas
  • Aletas desgarradas con bordes negros
  • Nada de manera anormal
  • Estado letárgico y frecuentemente escondido
  • Pérdida de apetito durante largos períodos de tiempo
  • Crecimientos blancos en el cuerpo o la boca
  • Respiración dificultosa
  • Hinchado

Alimentación del Pez Betta

Parte del cuidado de los peces betta significa una alimentación regular. Los peces betta necesitan una alimentación específica porque son carnívoros y les gusta la carne.

En la naturaleza, los bettas se alimentan de insectos y sus larvas en la superficie del agua. Replicar su entorno de alimentación y su comida los mantendrá felices y saludables.

La comida de las betas viene en diferentes variedades, incluyendo pellets, copos, opciones vivas y liofilizadas. Los ingredientes más comunes son carne, pescado y camarones.

No alimentes a tu pez betta con otros alimentos para peces tropicales porque necesitan una dieta específica rica en proteínas.

Los peces betta también pueden ser muy quisquillosos con la comida. El rechazo persistente puede significar probar una marca o mezcla diferente hasta que encuentres la correcta. Al pez Betta también le encantan las golosinas de vez en cuando, pero puede que empiecen a preferirlas si te pasas.

Los gusanos liofilizados y los camarones en salmuera son los favoritos de los peces Betta. Algunos acuaristas prefieren usar gusanos de sangre o camarones como su exclusiva fuente de alimento.

Los criadores también pueden mantenerse alejados de los pellets y copos manufacturados, optando por alimentos vivos para prepararse para las exposiciones y la cría. Sin embargo, lo más importante es asegurar una dieta rica y variada.

Sobrealimentación

Es difícil calcular cuánto deberías alimentar a tu pez betta. Las etiquetas de los alimentos son a menudo poco claras e inconsistentes. Su estómago es aproximadamente del tamaño de su ojo y los gránulos pueden expandirse después de ser ingeridos.

La sobrealimentación es un grave problema, lleva a la hinchazón, al estreñimiento, a problemas de vejiga y a la acumulación de comida no consumida en el tanque.

Sigue un horario de alimentación regular y sigue estas pautas si aún no estás seguro. Si decides alimentar a tu pez betta dos veces al día, asegúrate de alimentarlo con un máximo de 2 a 3 gránulos en cada comida. La alimentación una vez al día debe ser de 3-4 gránulos.

Muchos dueños de betas se estresan preguntándose por qué sus peces no quieren comer, pero en realidad es por lo general debido a una sobre-alimentación anterior.

Los peces betta también pueden negarse a comer durante el estrés, especialmente cuando se llevan a casa por primera vez. Los betta pueden pasar 14 días sin comer antes de morir de hambre, como un humano.

Si te vas por 2-3 días, nunca añadas comida extra para compensar. Es mejor que tu pez betta se quede sin comida que dejar un montón ahí y pensar que se la comerá. No lo harán y sólo ensuciará el tanque.

Si te vas a ir por más de 2-3 días, piensa en los beneficios de disponer de un dispensador de comida para peces automático, te ahorrarás disgustos.

Cómo saber si un pez Betta es macho o hembra

Cuando los peces Betta llegan a la edad adulta es más fácil diferenciar el sexo. Veamos unas pautas para aprender a distinguir entre bettas macho y bettas hembra.

El macho Betta es más grande y voluminoso. Sus colores son mas intensos y brillantes. Además tiene las aletas dorsal, anal y canal enormes en proporción con el cuerpo.

Los colores más habituales son el verde, azul y rojo.

Los peces Betta tienen una membrana debajo de sus branquias de color oscuro: negro o marrón. A esta membrana se la conoce como barba, y en los machos es más notable sobre todo cuando están en modo dominante con otros machos.

El macho Betta es mucho más agresivo y territorial que la hembra, por eso no está recomendado juntar más de un macho en el acuario.

Incluso pueden atacar a las hembras si no se les presenta adecuadamente.

A la hora de aparearse, el macho produce un nido de burbujas, que atrae a las hembras, iniciándose así el cortejo.

La hembra Betta es más delgada que el macho y sus colores son menos vistosos. También poseen aleta caudal, dorsal y anal pero se menor tamaño.

Suelen ser menos agresivas y es posible la convivencia con otras hembras en un mismo tanque, siempre que este tenga las condiciones óptimas de tamaño.

Los peces Betta puede convivir con especies dóciles como el guppy, el bagre o el pangio kuhlii. También es posible la convivencia con especies diferentes como serpientes, ranas o camarones.

Cuidados del pez Betta Splendens

La diferencia entre el cuidado de las hembras y los machos es mínima. Ambos requieren los mismos parámetros de agua, comida, tamaño del tanque y decoraciones/plantas.

Los machos y las hembras pueden requerir diferentes tipos de cuidados antes, durante y después de la cría, pero eso es más avanzado que los cuidados básicos. Las hembras también pueden coexistir juntas en hermandades, lo que lleva a diferentes recomendaciones sobre los cuidados también.

Los alevines de pez betta requieren cuidados especiales durante la crianza, y dietas especiales porque no pueden alimentarse con los pellets, son demasiado grandes para su boca. La crianza de los alevines debe ser reservada para cuidadores y criadores experimentados.

Hay más de 70 especies diferentes de peces betta vendidos como el pez betta splenden. Los betta splendens vienen con muchas variaciones de cola diferentes a través de la crianza selectiva, sin embargo, todos requieren el mismo nivel y tipos de cuidado.

Cuidar de un pez betta no es tan difícil una vez que se establece una rutina y se separan los mitos de los hechos. Como propietario de un betta, siempre debes vigilar la salud de tus peces y estar atento a cualquier indicador de preocupación. La mayoría de los problemas se remontan a los malos cuidados en los patrones de alimentación, aclimatación y mantenimiento del tanque.

Tipos y variedades del Pez Betta

Hay diferentes tipos de pez Betta, que es posible diferenciar según la forma que tenga su cola. Además existe una amplia gama de colores, la mayoría conseguidos de la cría en cautividad.

Pez Betta Corona

Pez Betta Corona
Betta Cola de Corona (Crowntail Betta)

El Betta conocido como Cola de Corona (Crowntail Betta) es uno de los peces de agua dulce más populares. Esta especie es relativamente joven, criada por primera vez por en Indonesia hace unos 25 años.

Las aletas de esta especie tienen una apariencia de corona larga y puntiaguda, sin embargo si la correa alcanza más de 2/3 de la cola, entonces se clasifica como un tipo diferente – el Betta Cola de Peine.

Mientras que los machos muestran colores llamativos con aletas y cola largas, las hembras se ven bastante diferentes. Usualmente la hembra tiene colores más claros con una cola más corta, con una apariencia general menos majestuosa.

Pez betta cola de Velo

Pez betta cola de Velo
Pez betta cola de Velo (Veiltail Betta)

El pez betta cola de velo (Veiltail Betta) es de los peces son los más habituales en los acuarios. Su aleta caudal es larga y asimétrica, cayendo ligeramente hacia abajo.

El macho de esta variación tiene una larga cola que fluye hacia abajo. Viene en muchas variaciones de colores diferentes y la apariencia general es bastante notable.

Si quieres criar peces Betta, debes saber que este es un tipo de cola dominante sobre otras variaciones, y por lo tanto es una de las más fáciles de criar.

La hembra es de nuevo bastante diferente. No tiene ninguna de las características notables del macho, pero a veces tiene colores brillantes. Las hembras tienden a tener coloraciones más claras y aletas y cola cortas.

Pez betta Media luna

Pez betta Media luna
Pez betta Media luna (Halfmoon Betta)

El nombre Media Luna (Halfmoon Betta) se explica por sí mismo. La cola es grande creando medio círculo similar a la forma de una media luna. Estos ejemplares de betta son de lo más apreciados por la belleza de su cuerpo.

Este tipo es estrictamente criado en cautiverio, no los encontrarás en la naturaleza.

Los Betta media luna son comúnmente criados entre expertos para exhibirlos durante las exposiciones. Criado por primera vez en los años 80, el Betta Medialuna no tardó en llegar a Europa y luego se hizo famoso internacionalmente.

Estos peces pueden ser un poco difíciles de criar y vienen con un comportamiento más agresivo.

Pez betta Dumbo

Pez betta Dumbo
Betta Dumbo (Elephant Ear Betta)

El pez betta Dumbo, también conocido como Orejas de Elefante (Elephant Ear Betta), se le conoce por ese nombre debido a sus formidables aletas pectorales, que recuerdan a unas grandes orejas.

Este es un pez muy identificable debido a su característica única, que son sus aletas pectorales. Usualmente con coloraciones brillantes y llamativas, las aletas de esta variación son bastante divertidas.

También se encuentran en la naturaleza exhibiendo una coloración más apagada de verde oscuro, gris y marrón. En el comercio de acuarios se encuentran colores más llamativos como el azul brillante, el turquesa, el rojo y el amarillo.

Pez betta Dragon

Pez betta Dragon
Pez Betta Dragon

Este tipo de pez betta es relativamente nuevo creado a través de la reproducción selectiva. Es muy popular por sus coloridas escamas, con brillos metalizados, recuerdan a las escamas de un dragón. De ahí su nombre.

El color base de su cuerpo es usualmente un color intenso como el rojo con escamas pálidas iridiscentes a lo largo de su cuerpo, a menudo de color cobre.

Pez betta Delta

Pez betta Delta
Pez Betta Delta

La cola del pez Betta Deltatiene una cola bastante grande. Se llama así por la letra griega d, ya que la cola se parece a la forma de la letra delta (∆). La cola comienza a estrecharse hacia el cuerpo y se ensancha hacia los bordes asemejándose a la forma triangular de la letra griega.

También hay otra variación conocida llamada el Super Delta. Esta variación casi alcanza los 180 grados de abanico.

La extensión de una cola delta normal suele ser mucho más pequeña. Los bordes de la cola son uniformes sin ningún peinado o cacareo.

Pez betta de Doble cola

Pez betta de Doble cola
Pez Betta de Doble cola

La característica de este pez es la bifurcación en su aleta caudal, lo que visualmente le da un aspecto de tener dos colas.

La Doble Cola es fácilmente reconocible ya que tiene dos colas distintas separadas de la base. Normalmente, esta variación tiene una aleta dorsal más grande y larga con un cuerpo más corto.

Este gen se puede encontrar en cualquier Betta, de cualquier forma y tamaño de cola.

Esto a menudo significa que los Bettas de una sola cola ya muestran características de doble cola como aletas dorsales con más rayos de lo normal que les dan un aspecto más rico.

Pensamientos finales sobre el Pez Betta

Una vez que sepas cómo cuidar de un pez betta, por favor, ayúdanos a difundir esta información a otros cuidadores. Con el tiempo podemos ayudar a reducir la prevalencia de la desinformación ahí fuera. Los peces betta merecen el derecho a vivir una larga y saludable vida en cautiverio.

Esperamos que te haya gustado esta pequeña guía para principiantes sobre los cuidados básicos del Pez Betta. Si es así, no te olvides de compartir este artículo en tus redes sociales favoritas. 😉 ¡¡Gracias!!