Cómo tratar el envenenamiento por amoníaco en los peces

El envenenamiento por amoníaco es uno de los mayores asesinos de peces. Es peligroso tanto para los peces de agua dulce como para los de agua salada, pero es especialmente dañino para las especies de agua dulce que son más sensibles a los cambios en el pH o la dureza del agua que las de agua salada.

¡Pero no temas! Hay algunas maneras fáciles de monitorear su tanque y evitar que esta condición ocurra en el acuario de su hogar.

¿Qué es el envenenamiento por amoníaco?

químico de amoníaco en el fregadero

A veces conocido como síndrome del tanque nuevo, el envenenamiento por amoníaco ocurre cuando hay demasiado amoníaco en su pecera. Este es un tipo común de químico que se encuentra en el agua, pero se vuelve tóxico cuando hay niveles elevados.

El amoníaco en sí mismo no se puede ver a simple vista; su presencia en realidad alterará las lecturas de pH para que parezcan más bajas de lo que realmente son. Esto puede hacerle creer que tiene un tanque saludable, cuando en realidad sus niveles están aumentando.

Estas condiciones en realidad pueden ser muy peligrosas para sus mascotas. El amoníaco en niveles altos envenena a los peces al quemarles las branquias, la piel y las aletas. Esto es extremadamente doloroso y puede matarlos rápidamente. En algunos casos también puede causar ceguera o daño cerebral. Por lo tanto, es importante monitorear la calidad del agua y tomar medidas tan pronto como se detecte amoníaco.

¿Qué causa el envenenamiento por amoníaco?

El envenenamiento por amoníaco ocurre cuando hay niveles elevados en el tanque, a menudo debido a una nueva mascota o al exceso de existencias en su tanque. También puede ocurrir porque:

Los peces están sobrealimentados

Sobrealimentar a sus peces es una forma rápida de elevar el nivel de amoníaco en su tanque. No solo no podrán procesar toda la comida adicional, sino que también excretarán desechos en el agua. Estos productos de desecho dan como resultado niveles elevados de amoníaco.

Si no está seguro de la cantidad de comida que debe alimentar a sus peces, una buena regla general es alimentarlos solo con la cantidad de comida que puedan comer en un minuto. Esto asegura que nada se pudra y cause problemas de amoníaco en el futuro. También debe eliminar cualquier alimento no consumido después de unos minutos.

Circulación de agua inadecuada

El amoníaco, como todas las toxinas en el agua, se acumulará si no tiene adónde ir. Si no hay mucho movimiento dentro de su tanque, los productos químicos nocivos y la materia orgánica pueden acumularse rápidamente y dañar a sus peces. Es por eso que también necesita una filtración adecuada para condiciones de vida saludables.

Relacionado:  Enfermedades en los peces: Enfermedad de la piel de terciopelo (Oodinium)
Filtro de esponja Huijukon, limpiador de acuarios, filtro de esponja, filtro de pecera, esponja de filtro biológico, hasta 60 galones

Un buen filtro puede ayudar a que el agua circule en su tanque. Esto eliminará las toxinas dañinas y evitará que se acumulen hasta niveles peligrosos. Asegúrese de elegir un tipo y tamaño de filtro que sea apropiado para su acuario. Por ejemplo, estos filtros son apropiados para tanques de menos de 20 galones, mientras que estos pueden ser mejores para tanques con grandes cantidades de agua.

Mantenimiento deficiente del tanque de peces

El amoníaco también puede ser causado por un tanque sucio o por un mantenimiento deficiente. Cuando las plantas muertas y otros desechos del agua caen al fondo del tanque, comenzarán a pudrirse, lo que crea altos niveles de amoníaco que son peligrosos para los peces. Los desechos de pecesy los alimentos no consumidos también pueden contribuir a la afección.

Mantener su tanque limpio es la mejor manera de mantener los niveles de toxinas en un nivel seguro, uno que es casi inexistente. Es especialmente importante realizar cambios regulares de agua si tiene un acuario más pequeño, ya que esto le permitirá monitorear la calidad del agua más de cerca. La mejor manera de monitorear la calidad del agua del acuario es realizando pruebas de agua frecuentes.

Fuentes de agua inapropiadas

Muchos propietarios de peces usan agua de los sistemas de agua de la ciudad en sus acuarios. Si bien esta agua es segura para beber, el agua del grifo sin tratar no proporciona agua habitable para sus peces. Las empresas de tratamiento de agua agregan cloro y fluoruro al agua de la ciudad, dos toxinas que pueden ser dañinas para sus mascotas cuando se encuentran en altas concentraciones.

Si está usando agua de la ciudad en lugar de agua del grifo, asegúrese de usar agua envejecida, agua que se ha dejado fuera durante al menos 24 horas. Esto permitirá que el cloro se disipe para que no sea tan dañino para los peces. También puede usar un desinfectante para agua de la ciudad y tratar el agua con decolorante para obtener resultados óptimos.

Signos y síntomas de intoxicación por amoníaco en peces

Aprender a detectar los signos del envenenamiento por amoníaco es crucial porque le permitirá detectar este problema antes de que se vuelva peligroso. Si se captura temprano, las probabilidades de recuperación de su pez son bastante altas. Dicho esto, los signos y síntomas comunes incluyen:

Enrojecimiento en la piel, las aletas o las branquias

una imagen de primer plano de las branquias de un pez

El amoníaco quema la piel y el tejido branquial, lo que provoca la aparición de una erupción roja. Esto también puede causar una apariencia sangrienta en las aletas y branquias de los peces, lo que dificulta que respiren adecuadamente.

Este síntoma es el más importante a tener en cuenta, ya que es una señal clara de que los niveles de amoníaco en su tanque son demasiado altos y debe aumentar inmediatamente la frecuencia de los cambios de agua.

Relacionado:  Enfermedad de la peste roja del pez Goldfish - Causas, síntomas y tratamientos

Letargo y pérdida del apetito

El envenenamiento por amoníaco hará que los peces se vuelvan lentos, enfermizos e incapaces de comer adecuadamente. También puede hacer que dejen de comer y se comporten de manera errática. Esto se debe a que el amoníaco dificulta la respiración de los peces, lo que puede causarles mucho estrés y dolor.

Si nota que sus peces no actúan como ellos mismos, comen menos o no están tan activos como de costumbre, entonces es muy probable que haya altos niveles de amoníaco en el agua.

Problemas para nadar

El envenenamiento por amoníaco puede dificultar que los peces naden correctamente, lo que hará que se desorienten y se vuelvan letárgicos. Esto se debe a que no reciben suficiente oxígeno en sus branquias, resultado de los efectos de esta sustancia en el sistema respiratorio.

El pez dorado enfermo nada boca abajo en el acuario.

Si nota que su pez mascota tiene problemas para nadar o nada en patrones erráticos, entonces es muy probable que haya amoníaco presente. Esto puede ser especialmente cierto si los peces nadan cerca de la parte superior de su tanque, ya que esto les facilitará respirar aire rico en oxígeno.

Raspado contra objetos

Si su pez comienza a rasparse contra objetos o superficies dentro del tanque (incluidas rocas y otras decoraciones), generalmente es una señal de que algo comenzó a salir mal.

Esto sucede porque los altos niveles de amoníaco pueden hacer que los peces se sientan extremadamente incómodos. Provoca irritación severa en la piel y branquias de tu mascota, lo que los obligará a frotarse contra objetos en un intento de aliviar este síntoma.

Cómo tratar el envenenamiento por amoníaco en peces

Los peces de agua dulce son particularmente susceptibles a esta forma de envenenamiento porque tienen un sistema respiratorio muy delicado. Tan pronto como note que sus peces se quedan sin aire, es hora de tomar medidas y reducir los niveles de amoníaco en su tanque.

Es importante tener en cuenta que no hay forma de tratar la condición directamente. Sin embargo, si trata el tanque con medicamentos rápidamente, puede minimizar el daño causado al sistema respiratorio y al cerebro de sus peces.

Realice un gran cambio de agua

Joven cambiando el agua en el acuario usando sifón.

El mejor curso de tratamiento para esta forma de daño en los peces es realizar grandes cambios de agua. Si tiene un acuario con agua filtrada, un cambio de agua diario del 20 por ciento será suficiente. Si no tiene acceso a agua filtrada, use agua sin cloro de la tienda de mascotas o agua del grifo que haya sido tratada con un acondicionador. ¡Mira esta lista de nuestras mejores recomendaciones!

Recuerda no mezclar los dos tipos de agua ya que esto causará más problemas de los que soluciona. Una vez que sus peces se hayan recuperado, es vital mantener los parámetros seguros del agua analizando con frecuencia el agua para detectar amoníaco. Un buen kit de prueba de amoníaco le permitirá detectar rápidamente niveles excesivos de amoníaco y mantenerlos bajo control antes de que dañen a sus peces.

Relacionado:  Hidropesía en peces: guía sobre los síntomas y el tratamiento

Otra forma de prevenir la acumulación de amoníaco es realizar muchos cambios de agua. ¡Al proporcionar a sus peces las condiciones ideales de agua, evitará que el problema vuelva a aparecer!

Agregue bacterias beneficiosas a su tanque

Otro posible remedio es introducir colonias de bacterias en tu acuario para ayudar a descomponer el amoníaco. Las bacterias anaerobias son altamente eficientes en la eliminación de esta sustancia tóxica del medio ambiente.

Hay varios productos en el mercado que contienen este tipo de bacterias, un ejemplo es Estabilidad Seachem. Contiene varios tipos diferentes de bacterias saludables que se pondrán a trabajar de inmediato y mantendrán su tanque limpio.

Recuerde seguir las instrucciones cuidadosamente cuando agregue bacterias beneficiosas a su acuario, ya que el uso inadecuado puede causar más daño que bien.

La medicación es una opción

Si sus peces aún muestran síntomas a pesar de sus mejores esfuerzos, puede ser hora de usar medicamentos. Hay muchos medicamentos diferentes disponibles que ayudarán a reducir los niveles de amoníaco en su tanque y facilitarán la respiración de su mascota.

Por ejemplo, puede usar un producto químico para eliminar el amoníaco, como AmQuel o Ammo-Lock. Estos pueden ayudar a unir las moléculas de nitrógeno para que ya no sean tóxicas para los peces. Algunos aficionados también usan carbón activado o proteínas de zeolita para filtrar el amoníaco de sus acuarios.

Si bien es eficaz, la medicación no es una solución a largo plazo. Pueden causar efectos secundarios como estrés y toxicidad, por lo que solo debe introducir medicamentos como último recurso.

Ayuna a tu pez

Pez arcoiris del lago Kutubu

Cuando los niveles de amoníaco son altos en un acuario, otro curso de acción que debe tomar es no alimentar a sus peces durante al menos doce horas. Cuando sea posible, elimine cualquier alimento no consumido del tanque para reducir aún más los niveles de amoníaco.

En la mayoría de los casos de envenenamiento, es mejor no alimentar a los peces hasta que los síntomas hayan desaparecido. Esto minimizará el estrés en su delicado sistema respiratorio y evitará que ingieran más toxinas dañinas.

Recuerde que matar de hambre a un pez enfermo a veces puede causar daño adicional si se vuelve demasiado débil para nadar correctamente. Si notas que tiene problemas para nadar, es hora de alimentarlo con alimentos tratados para que recupere sus fuerzas y vuelva a la normalidad.

¡Se paciente!

Una de las cosas más importantes que puede hacer al tratar esta afección es ser paciente y persistente. Como mencionamos anteriormente, no hay soluciones instantáneas para este problema: requiere muchas pruebas y paciencia de su parte antes de que su pez se recupere.

Pueden pasar varios días, incluso semanas, antes de que vea una mejora en la condición de sus peces. Sin embargo, si sigue los pasos anteriores y mantiene condiciones seguras de agua para su mascota, ¡tendrá muchas más posibilidades de sobrevivir!

Conclusión

La intoxicación por amoníaco en los peces puede ser un problema grave. Sin embargo, hay muchas maneras de tratar este problema mientras se mantiene de manera segura la calidad del agua de su tanque. ¡Simplemente mantenga bajos los niveles de amoníaco y mantenga condiciones de vida saludables, y sus peces volverán a la normalidad en poco tiempo!

Ahora debería tener una buena comprensión de los pasos que puede tomar para prevenir o tratar el envenenamiento por amoníaco. ¡Recuerda compartir este artículo con alguien a quien le pueda gustar y déjanos un comentario si tienes alguna pregunta!

5/5 - (1 voto)
Sergio B. Alonso
La acuariofilia es mi pasión, y todo lo que aprendí y aprendo es la fuente de información para muchos de mis amigos que quieren tener sus propios acuarios cuando contemplan los mios. Yo les ayudo a mantener sus acuarios limpios y funcionando correctamente, además de ocuparme también de mis propios acuarios. Y como mi pasión por los peces y las plantas no tiene límites, también disfruto de tener mi propio sitio web, Acuario3web.com donde escribo lo que sé sobre este maravilloso mundo del acuarismo.