Branquias Inflamadas en el pez betta – Síntomas, Tratamiento y Prevención

Muchos dueños primerizos de betta se sienten perdidos cuando su betta sufre de branquias inflamadas. ¿Por qué están hinchadas las branquias de sus peces? ¿Y por qué están jadeando por aire? Estos síntomas pueden ser alarmantes para cualquier aficionado, ya que las dificultades respiratorias en los peces suelen indicar una afección potencialmente mortal.

Afortunadamente, las branquias betta pueden inflamarse por una variedad de razones. Muchas de estas razones se pueden prevenir y remediar fácilmente. Si es propietario de un betta por primera vez, ¡siga leyendo para aprender cómo detectar, prevenir y tratar las branquias inflamadas en los peces betta!

¿Cómo funcionan las branquias para los peces Betta?

Resumen movimiento de arte de cerca de peces Betta, peces luchadores siameses aislados sobre fondo negro. Concepto de diseño de bellas artes.

Las branquias son un componente esencial del sistema respiratorio de tu betta. Consisten en una red de vasos sanguíneos, a través de los cuales se pueden intercambiar oxígeno y dióxido de carbono. El oxígeno se absorbe en el cuerpo a través de las branquias, mientras que el dióxido de carbono se expulsa como producto de desecho.

Las branquias están flanqueadas por un par de aletas conocidas como opérculo. A medida que el agua ingresa a las branquias a través de la boca del pez, el opérculo se cierra para mantener el agua en las branquias mientras se lleva a cabo la absorción de oxígeno. Una vez que se completa este proceso, el opérculo se abre para liberar agua y dióxido de carbono al entorno. Así es como respiran la mayoría de los peces.

Los bettas son únicos porque tienen un órgano laberíntico justo encima de sus branquias. Piense en el órgano laberinto como un sistema de respiración de respaldo para bettas en aguas pobres en oxígeno. Debido a que los bettas salvajes viven en cuerpos de agua poco profundos, ser capaces de inhalar oxígeno de la atmósfera con sus órganos laberínticos puede ser crucial para su supervivencia.

¿Cómo se ven las branquias inflamadas?

Las branquias inflamadas generalmente se ven de color rojo oscuro y tienen una apariencia hinchada. Las branquias se inflaman como parte de la respuesta corporal de tu betta contra los ataques externos.

Los vasos sanguíneos cerca del área afectada se dilatan para acercar los glóbulos blancos al tejido lesionado, lo que permite que se produzcan las respuestas inmunitarias. Como resultado, esto hace que las branquias inflamadas se vean de color rojo oscuro e hinchadas.

La detección temprana da como resultado un pronóstico significativamente mejorado. Si detecta alguno de los siguientes síntomas de branquias inflamadas, ¡asegúrese de actuar rápido y tomar medidas inmediatas!

Signos y síntomas de branquias inflamadas en peces Betta

Detectar los signos y síntomas de branquias inflamadas en betta puede mejorar sus probabilidades de tratar su causa subyacente. Debido a que los primeros síntomas pueden ser sutiles, hemos creado una tabla para ayudarlo a delinear entre las branquias sanas y las branquias inflamadas:

Branquias sanasBranquias inflamadas
Abre y cierra completamenteno cierra completamente
Tono claro de rojo – casi rosadoRojo oscuro: parece a punto de sangrar
Superficie planasuperficie hinchada
respira normalmenteJadeando por aire: los bettas pueden hacerlo en la superficie del agua ya que tienen órganos laberínticos.
Se abre y se cierra a un ritmo constante y constante.Se abre y se cierra rápidamente para compensar la falta de oxígeno

Las branquias inflamadas se ven de color rojo oscuro

Las branquias sanas tienen un tono brillante de rojo claro, ya que están llenas de vasos sanguíneos que corren cerca de la superficie. Esto permite que el oxígeno se difunda desde el agua hacia el torrente sanguíneo de los peces.

Mientras tanto, las branquias inflamadas son de color rojo oscuro y pueden parecer que están a punto de sangrar. Los vasos sanguíneos de las branquias se dilatan para acercar la sangre a la superficie de la piel cuando los tejidos circundantes se lesionan, lo que hace que las branquias inflamadas adquieran un tono rojo más intenso.

Las branquias parecen hinchadas

Las branquias inflamadas siempre se ven hinchadas. La ciencia detrás de esto es simple. La inflamación a menudo es causada por lesiones o infecciones. Cuando los tejidos branquiales se lesionan, el cuerpo hace todo lo posible para transportar más glóbulos blancos a la región. Esto se debe a que los glóbulos blancos actúan como el sistema de defensa natural del cuerpo.

El proceso de transportar más glóbulos blancos a la región hace que los vasos sanguíneos se dilaten. Estos vasos sanguíneos dilatados ocupan más espacio, lo que hace que las branquias parezcan hinchadas.

Las branquias no pueden cerrarse completamente

Cuando los vasos sanguíneos de las branquias se dilatan, ocupan más espacio y también los tejidos circundantes se hinchan. Esta hinchazón evita que el opérculo (aletas branquiales) quede completamente plano cuando se supone que deben cerrarse.

Este es un problema porque el opérculo cerrado atrapa agua rica en oxígeno en las branquias, lo que permite que se produzca la transferencia de oxígeno. Cuando las branquias no se cierran por completo, el agua rica en oxígeno escapa de las branquias antes de que el oxígeno haya sido absorbido por completo en el torrente sanguíneo.

Nota: Hay una diferencia entre los bettas que abren sus branquias y los bettas que no pueden cerrar sus branquias debido a la inflamación. El primero es un intento de advertir a los depredadores, mientras que el segundo puede provocar complicaciones que resultan fatales.

Las aletas branquiales se abren y cierran rápidamente

Los peces con branquias inflamadas respiran más rápido ya que hay menos oxígeno en su cuerpo. Cuando se observa, esto puede parecer aletas branquiales que se abren y cierran a un ritmo más rápido.

Esto ocurre porque la inflamación de las branquias impide que la transferencia de oxígeno se realice de manera eficiente. Cuando el pez detecta una falta de oxígeno en su cuerpo, respira más rápido en un intento de compensar cualquier deficiencia.

Desafortunadamente, esta tasa elevada de respiración no es sostenible y puede provocar la muerte si no se trata. Por lo tanto, debes tomar medidas inmediatas cuando notes que las branquias de tu betta no se cierran por completo.

Bettas jadeará por aire

Peces luchadores (Betta splendens) Peces con una hermosa variedad de belleza colorida.

Los bettas son capaces de respirar aire de la superficie del agua, por lo que a menudo se puede ver a un betta con branquias inflamadas jadeando por aire para compensar las deficiencias de oxígeno.

Los bettas salvajes viven en áreas con bajas cantidades de oxígeno disuelto. Como resultado, los bettas han evolucionado para depender de sus organos laberinto inhalar oxígeno de la atmósfera cuando luchan por respirar.

Del mismo modo, los bettas con branquias inflamadas jadean por aire en la superficie del agua, ya que esto es lo que están acostumbrados a hacer. Desafortunadamente, esta no es una estrategia de supervivencia sostenible a largo plazo.

Tratamiento de causas comunes de branquias inflamadas

Las branquias inflamadas suelen ser una señal de que su betta sufre de una enfermedad o infección subyacente. Cuando note síntomas de branquias inflamadas en sus peces, debe intentar identificar la causa específica de la inflamación, lo que a su vez le permitirá proporcionar a sus peces el tratamiento adecuado.

¡Aquí hay una guía para identificar y tratar las causas comunes de las branquias inflamadas!

Trematodos branquiales

Las aletas branquiales, también conocidas como el parásito Dactylogyrus, son una de las principales causas de la inflamación de las branquias en los bettas. Actúan alojándose en las branquias de tus peces, antes de poner huevos y multiplicarse.

Un signo revelador de trematodos branquiales es la presencia de un parásito parecido a un gusano que se proyecta desde las branquias de los peces. En respuesta a una infección por trematodos branquiales, las branquias producen más mucosidad, lo que tiene un efecto sofocante. Esto hace que su betta abra y cierre sus branquias más rápidamente y jadee por aire en la superficie del agua.

Las aletas branquiales generalmente se pueden encontrar en cantidades pequeñas e inofensivas en el hábitat de sus peces. Sin embargo, un tanque mal mantenido hace que estos parásitos estén presentes en grandes cantidades, lo que lleva a las complicaciones mencionadas anteriormente.

Tratamiento:

Coloca a tu betta enfermo en un tanque de hospital y trátalo con medicamentos contra la trematodos. Puede obtener medicamentos especialmente formulados de su veterinario u optar por alternativas de venta libre como API General Cure.

Tendrás que realizar dos rondas de tratamiento si el Dactylogyrus ha depositado con éxito los huevos en las branquias de tu betta. El primer tratamiento elimina la primera generación de parásitos, mientras que el segundo tratamiento mata las aletas branquiales que emergen después de que eclosionan los huevos.

Enfermedad bacteriana de las branquias

La enfermedad bacteriana de las branquias es causada por un tipo de bacteria conocida como mixobacteria (flavobacterium branchiophilum) y puede causar branquias inflamadas. A menudo se asocia con las condiciones de hacinamiento que se encuentran en las piscifactorías. El hacinamiento precipita una disminución en la calidad del agua, lo que a su vez permite que las bacterias prosperen y crezcan en grandes cantidades.

Cuando una gran cantidad de mixobacterias llegan a las branquias de los peces, se produce la enfermedad bacteriana de las branquias. Esto hace que las branquias se vean de color rojo oscuro e hinchadas. Otros signos incluyen la presencia de manchas blancas o grises en las branquias de sus peces.

A medida que avanza la enfermedad, las branquias de su pez pueden comenzar a golpearse o fusionarse. Esto reduce la cantidad de superficie disponible en las branquias para que se produzca la transferencia de oxígeno. La enfermedad bacteriana de las branquias puede ser fatal si no se trata adecuadamente.

Tratamiento

pez betta, pez luchador siamés en acuario

El viejo adagio “más vale prevenir que curar” suena cierto en este caso. La enfermedad bacteriana de las branquias es difícil de curar, pero se puede prevenir fácilmente manteniendo las densidades de cría óptimas y las condiciones del agua lo más limpias posible.

Los peces infectados deben colocarse en un tanque de hospital para evitar infecciones cruzadas. De acuerdo con la Departamento de Recursos Naturales de Michigan. La cloramina-T suele ser una cura eficaz, aunque no está aprobada para uso general debido a sus propiedades cancerígenas. Algunos aficionados también han tenido éxito usando permanganato de potasio en una proporción de 1:10 durante 30 segundos.

Hiperplasia branquial (cicatrización)

La hiperplasia branquial es una de las principales causas de branquias inflamadas en los peces betta. Ocurre cuando los tejidos branquiales intentan curarse de una lesión o infección, pero terminan desarrollando demasiadas células como parte del proceso. Esto hace que las branquias se agranden y adquieran una apariencia hinchada.

La mejor manera de prevenir la hiperplasia branquial es minimizar el riesgo de infecciones y lesiones. Mantenga su tanque limpio y asegúrese de quitar la decoración del tanque que puede dañar las branquias de su betta, especialmente las que tienen bordes afilados. Si su betta está alojado con compañeros de tanque, asegúrese de que no se produzcan lesiones branquiales como resultado de peleas o mordiscos branquiales.

Tratamiento

Una vez que su pez ha desarrollado hiperplasia branquial, hay algunas cosas que puede hacer para acelerar el proceso de recuperación. En primer lugar, debe realizar un cambio de agua del 50 % para establecer los parámetros óptimos del tanque. Esto eliminará los factores estresantes que pueden inhibir la recuperación.

Tratar su agua con un acondicionador de agua calmante como API Stress Coat puede crear un ambiente de tanque cómodo para sus peces a medida que la hiperplasia branquial sigue su curso. También combate los patógenos y promueve la cicatrización de heridas, lo que permite que su betta se recupere de la hiperplasia branquial sin correr el riesgo de infecciones y enfermedades secundarias.

Lesiones Físicas

Las branquias inflamadas a veces pueden ser el resultado de lesiones físicas. Las branquias son órganos sensibles que pueden lesionarse fácilmente por contacto accidental con las manos o con una red de textura áspera. Por esa razón, es importante tener mucho cuidado al manipular sus bettas.

Las lesiones físicas también pueden ser causadas por compañeros de tanque agresivos o por la decoración del tanque con bordes afilados. Retire la fuente inicial de la lesión antes de continuar con el tratamiento.

Tratamiento

La inflamación y la decoloración resaltarán el punto de contacto donde ocurrió la lesión. Puede producirse una hinchazón, lo que evitará que el opérculo se cierre por completo y afectará la respiración de tu betta. Sin embargo, la mayoría de los casos de lesiones físicas menores se recuperan por sí solos.

Las lesiones graves pueden convertirse en complicaciones como la hiperplasia branquial. Sin embargo, el tratamiento rápido con sal de acuario puede ser de gran ayuda para prevenir infecciones graves. Agregar sal de acuario a su tanque también mejora la función branquial y repone las sales corporales perdidas por Disfunción osmorreguladora inducida por estrés.

Envenenamiento por amoníaco

El envenenamiento por amoníaco puede causar un daño significativo en las branquias de tus bettas, lo que da como resultado que las branquias se vean rojas e inflamadas. Ocurre cuando los niveles de amoníaco en su tanque betta aumentan a niveles poco saludables, creando un desequilibrio de pH que es tóxico y, a menudo, fatal para sus peces beta.

Idealmente, los tanques deben contener cero amoníaco. Sin embargo, los bettas pueden mantenerse relativamente saludables siempre que los niveles de amoníaco se mantengan por debajo de 0,5 ppm (partes por millón) en su tanque. Una vez que los niveles de amoníaco superan este nivel, se produce una intoxicación por amoníaco. La condición puede desarrollarse repentinamente o durante un período de días.

Desafortunadamente, el envenenamiento por amoníaco puede ser fatal si no se detecta y trata a tiempo. Comienza atacando las branquias de los peces y causándoles letargo, antes de finalmente progresar y causar hemorragias internas y daños en los órganos. Esto es lo que debe hacer si sospecha que su betta tiene envenenamiento por amoníaco:

Tratamiento

Fundamentalmente hablando, el envenenamiento por amoníaco tiene que ver con un severo desequilibrio del pH. Por lo tanto, lo más inmediato que debe hacer es bajar el nivel de pH de su tanque. Puedes hacerlo realizando un cambio parcial de agua. En casos leves, esto generalmente brindará un alivio inmediato a sus bettas.

Los casos más graves de intoxicación por amoníaco requerirán tratamiento con un producto químico de control del pH. Esto neutralizará el amoníaco en el tanque y restaurará los niveles seguros de amoníaco. También debe restringir la alimentación durante unos días. Esto evitará que sus peces produzcan un exceso de desechos.

Con atención inmediata y vigilante, el envenenamiento por amoníaco se puede tratar de manera efectiva. Sin embargo, es mejor mantener su tanque limpio desde el principio, ya que esto asegurará que sus bettas se mantengan saludables.

Cómo prevenir las branquias inflamadas

Las branquias inflamadas son mucho más fáciles de prevenir que de tratar. ¡Estos son algunos de nuestros mejores consejos sobre cómo puede prevenir las branquias inflamadas en los peces betta!

Decoración de tanque amigable con Betta

Ourple pez betta en acuario.

Los bettas son peces curiosos y activos a los que les gusta explorar su entorno. Debe esperar que naden y exploren cada grieta de su hogar, razón por la cual la decoración del tanque amigable con betta es extremadamente importante para evitar la inflamación de las branquias como resultado de lesiones físicas.

Manténgase alejado de objetos y rocas con bordes afilados y puntas puntiagudas. Querrá examinar cada pieza de decoración del tanque antes de agregarla a su tanque betta. Si detecta bordes ásperos, asegúrese de lijarlos o reemplace la decoración por completo con un sustituto adecuado. ¡Mira esta lista de plantas aptas para betta para inspirarte!

En resumen, seleccionar una decoración de tanque amigable con betta puede proteger sus delicadas branquias y aletas fluidas de rasgaduras y rasgaduras. Esta es una de las formas más simples pero más efectivas de prevenir las branquias inflamadas.

Mantenga los parámetros óptimos del agua

Mantener los parámetros óptimos del agua previene la mayoría de las infecciones y enfermedades que pueden causar branquias inflamadas en los peces betta. Las duelas branquiales, la enfermedad bacteriana de las branquias y el envenenamiento por amoníaco son condiciones que se pueden prevenir asegurándose de que el hábitat de su betta esté limpio.

Los parásitos y las bacterias prosperan en ambientes ricos en amoníaco, por lo que es fundamental realizar cambios de agua frecuentes para mantener bajos los niveles de amoníaco. Analizar el agua con frecuencia también puede ayudarlo a mantenerse alejado de las fluctuaciones.

Existe una gran cantidad de kits de prueba en el mercado para este propósito. Recomendamos obtener un kit maestro que analice el nivel de amoníaco, nitrógeno y nitratos en el agua.

Aislar peces nuevos y enfermos

La transmisión de enfermedades de pez a pez ocurre con más frecuencia de lo que cabría esperar. Por ejemplo, la enfermedad bacteriana de las branquias puede transferirse de un pez enfermo a un betta saludable.

Hay dos cosas que debe hacer para evitar que las enfermedades se propaguen entre sus peces. En primer lugar, debe poner en cuarentena a todos los recién llegados durante 14 días. Esto le da tiempo suficiente para observar a sus nuevos peces en busca de signos de infección antes de agregarlos a su tanque de exhibición.

En segundo lugar, debe colocar todos los peces enfermos en un tanque de hospital. El uso de un tanque de hospital no solo evita que sus peces enfermos entren en contacto con sus compañeros de tanque, sino que también le permite dosificar su tanque con medicamentos sin necesidad de preocuparse por su impacto en otros peces.

Conclusión

Las branquias inflamadas son una afección potencialmente fatal, ya que pueden impedir que su betta respire de manera eficiente. Afortunadamente, son relativamente fáciles de tratar y mucho más fáciles de prevenir. ¡Defendemos firmemente la prevención sobre la cura, ya que es una forma más confiable de mantener saludables a sus bettas!

¿Le ha resultado útil este artículo? Si conoces a alguien que podría beneficiarse de este artículo, ¡compártelo con ellos! Nos encantaría ayudar a tantas personas como podamos.

¿Alguna vez has tenido branquias inflamadas en tu pez betta? ¿Qué desearías haber sabido? – ¡Háganos saber en los comentarios a continuación!

Valora este post
Sergio B. Alonso
La acuariofilia es mi pasión, y todo lo que aprendí y aprendo es la fuente de información para muchos de mis amigos que quieren tener sus propios acuarios cuando contemplan los mios. Yo les ayudo a mantener sus acuarios limpios y funcionando correctamente, además de ocuparme también de mis propios acuarios. Y como mi pasión por los peces y las plantas no tiene límites, también disfruto de tener mi propio sitio web, Acuario3web.com donde escribo lo que sé sobre este maravilloso mundo del acuarismo.