Tetra Rubí – Axelrodia riesei: Guía de cuidados

Los tetras rubí son hermosos peces de agua dulce que pueden ser un placer tenerlos. Con sus colores brillantes y su pequeño tamaño, esta especie creará un gran destello de color en su tanque.

Esta guía repasará todo lo que necesita saber sobre el cuidado adecuado de Ruby tetra, ¡para que pueda estar listo cuando decida conseguirlo usted mismo!

Resumen de especies

El rubí tetra (Axelrodia riesei) es un miembro menos conocido de la familia Characidae. Un hallazgo relativamente nuevo en comparación con otros peces establecidos, esta especie se destacó por primera vez en 1988.

Estos peces son exclusivos de la parte alta del Río Meta en Colombia. Se encuentran en afluentes y arroyos más pequeños alrededor del área, pero no se aventuran demasiado más allá de los confines de sus aguas ancestrales. Por esta razón, los tetras rubí no están tan extendidos como otros tipos de tetras.

Un tetra rubí nadando cerca del sustrato.

Si tienes la suerte de conseguir algunos tetras rubí, ¡tienes varios años de diversión por delante! Gracias a su coloración brillante y su naturaleza de banco, estos peces son un espectáculo para la vista en tanques bien decorados. Pequeños y pacíficos por naturaleza, son excelentes adiciones a nano tanques y pequeños acuarios.

Apariencia

¡A pesar de su pequeño tamaño, los tetras rubí tienen un gran impacto visual!

Tienen el característico cuerpo en forma de torpedo de otras tetraespecies. La cabeza es redondeada y llena. Mientras tanto, el extremo de la cola se estrecha hasta formar una fina horquilla caudal.

Las aletas son en su mayoría claras. Sin embargo, la mayoría de los ejemplares tienen sutiles vetas de azul iridiscente en las puntas de las aletas. El pequeño detalle crea un hermoso efecto a la luz.

El resto del cuerpo es de color rojo anaranjado. La única excepción es una mancha negra en la aleta caudal.

En la naturaleza, los tetras rubí son bastante vívidos. Si bien aún son hermosos en cautiverio, la mayoría de los peces experimentan algo de embotamiento.

Nota del autor: Los machos y las hembras se ven casi idénticos. La principal diferencia entre los dos es el tamaño y la circunferencia general. Los machos tienden a ser un poco más pequeños. No solo eso, sino que las hembras exhiben una forma más redonda alrededor de la sección media.

Esperanza de vida

En buenas condiciones de vida, el promedio de vida útil del ruby ​​tetra es de entre cinco y diez años.

Como siempre, no hay garantías con la esperanza de vida. Enfermedades inesperadas y enfermedades genéticas podrían acortar sus vidas. Dicho esto, la calidad de la atención que brinda tiene un impacto enorme en su vida útil potencial.

Brindar una atención de primer nivel puede reducir las posibilidades de enfermedades acuáticas comunes, lo que permite que sus tetras rubí lleguen al final de su vida natural mientras se mantienen saludables. Afortunadamente, esta especie de agua dulce es bastante fácil de cuidar (más sobre esto más adelante).

Tamaño promedio

Estos peces se encuentran en el extremo más pequeño del espectro de tamaños. El tamaño promedio de un tetra rubí adulto no es más de 1.6 pulgadas de largo. Es bastante común que muchos nunca alcancen esta longitud.

Nota del autor: Debido a su pequeña estatura, estos son excelentes nano peces para tanques pequeños. Sin embargo, debe tener cuidado con los entornos comunitarios y los posibles depredadores. ¡Estos peces se convierten en objetivos muy rápidamente!

Ruby Tetra Care

En general, ruby ​​tetra care no es más desafiante que cualquier otra especie de tetra. Sin embargo, tienen algunas necesidades únicas que debe abordar. Estos peces de agua dulce son más pequeños y más delicados que otras especies en el comercio, lo que genera distintos desafíos en todo momento.

Afortunadamente, superar esos problemas es muy fácil si cumple con las siguientes pautas de atención.

Tamaño del tanque

Lo primero que necesitará es un tanque de tamaño adecuado. La mayoría de los expertos están de acuerdo en que el tamaño ideal del tanque de ruby ​​tetra no debe ser menor de 10 galones.

Nota del autor: Técnicamente hablando, los peces individuales pueden funcionar bien en acuarios más pequeños. Sin embargo, los tetras rubí son una especie de banco. Para vivir cómodamente, deben permanecer en grupos de al menos seis peces. Un tanque de 10 galones es suficiente para albergar hasta diez peces.

Si quieres quedarte con más que eso, ¡hazlo más grande! Estos peces pueden crear exhibiciones impresionantes en grupos masivos.

Parámetros de agua

Una de las partes más importantes de brindar un excelente cuidado de ruby ​​tetra es replicar las condiciones del agua de su entorno natural.

Esta especie proviene de arroyos y afluentes de aguas negras. Prefieren aguas cálidas ricas en nutrientes. Se prefieren una ligera acidez y agua relativamente blanda.

Ruby tetras  juntos

A diferencia de otros tetras, los rubíes pueden ser un poco quisquillosos. Recuerde, solo provienen de una masa de agua en América del Sur. Como resultado, esta especie no tiene la resistencia que tienen otras.

Manténgase al tanto de los parámetros del agua y use un kit de prueba para acuarios con regularidad para asegurarse de que las condiciones sean estables.

  • Temperatura de agua: 68 ° F a 82.4 ° F (apunte a los 70 bajos)
  • Niveles de pH: 5.0 a 7.0 (inclinarse hacia el agua ácida)
  • Dureza del agua: 3 a 12 KH

Qué poner en su tanque

En cuanto a las decoraciones, ¡tienes mucho margen de maniobra! Una vez más, es mejor mantenerse fiel al entorno natural de este pez, pero hay muchas formas diferentes de llegar allí.

Comience con una capa de sustrato de arena. La arena se parece mucho al limo y lodo del lecho del río. Los tetras de rubí rara vez se aventuran al fondo del tanque, ya que permanecen en las partes superior y media de la columna de agua. Sin embargo, la arena proporcionará una superficie suave sobre la que descansar si exploran las profundidades de su tanque.

Sobre el sustrato, agregue un poco de decoración de aspecto natural. Puede colocar algunas piezas de madera flotante, rocas lisas y otras piezas orgánicas.

Nota del autor: Muchos acuaristas también recomiendan dejar caer algunas hojas de almendro indio sobre el sustrato. Las hojas se descompondrán lentamente y liberarán taninos en el agua. Esto no solo ayuda a reducir el pH, sino que también recrea la hojarasca que recubre las profundidades de su hábitat natural.

Otro imprescindible son las plantas. A los tetras rubí les encanta nadar a través de las plantas. También los usan para protección y comodidad.

Agregue una mezcla de plantas flotantes para crear un ambiente animado. Asegúrese de dejar suficiente espacio abierto para nadar.

Para el equipo, puede simplificar las cosas. Utilice un sistema de filtración estándar que produzca un flujo de agua lento. Los tetras rubí también prefieren ambientes con poca luz, que las plantas pueden ayudar a crear.

Posibles enfermedades comunes

Los tetras rubí no son inmunes a las enfermedades. Pueden sufrir todas las dolencias habituales que afectan a las especies de agua dulce.

Algunas de las enfermedades más comunes a tener en cuenta incluyen Ich, trematodos cutáneos, infecciones bacterianas e infecciones parasitarias.

En la mayoría de los casos, estas enfermedades surgen por estrés y malas condiciones de vida. Mantenga los parámetros del agua y haga todo lo posible para mantenerlos lo más estables posible. Los tetras de rubí pueden manejar algunas ligeras fluctuaciones aquí y allá, pero los cambios significativos seguramente causarán algunos problemas de salud.

Nota del autor: Si nota que uno de sus peces está luchando, póngalo en cuarentena. Muchos de los problemas de salud comunes son fáciles de tratar con medicamentos de venta libre.

Alimentos y Dieta

Estos peces parecen pequeños e inocentes. Pero en la naturaleza, se les considera microdepredadores. Se alimentan de pequeños invertebrados, insectos y cualquier cosa lo suficientemente pequeña como para caber en su boca.

En cautiverio, es mejor alimentarlos con una dieta variada que consista en alimentos ricos en proteínas. Las hojuelas pequeñas y los gránulos funcionan bien.

Sin embargo, también es una buena idea incluir algunos alimentos vivos. Los tetras rubí comerán felizmente Artemia, micro gusanos, Tubifex, gusanos de sangre picados y camarones de salmuera bebé. Aceptarán alimentos liofilizados, alimentos congelados e incluso alimentos vivos.

Alimenta a tus tetras rubí varias veces al día. Para no estropear el agua, Solo proporcione suficiente comida que sus peces puedan comer en unos dos minutos.

Comportamiento y temperamento

Los tetras rubí son peces amantes de la paz que no quieren nada más que jugar y divertirse.

Son una especie de cardúmenes. Eso significa que se mantienen unidos para explorar el tanque. Sin embargo, los peces a veces se marchan y hacen lo suyo.

Algunos tetras rubí nadando en un acuario de agua dulce

Naturalmente algo tímidos, los tetras rubí pueden tardar un poco en salir de su caparazón. Esto es especialmente cierto si hay otros peces en el tanque. Pueden estar un poco ansiosos cuando se les presenta por primera vez un nuevo entorno.

Deles algo de tiempo y espacio. Eventualmente, los tetras comenzarán a mostrar comportamientos más amigables.

Es posible que los vea nadando a través de las plantas y escondiéndose en las sombras. Cuando hay un grupo grande, estos peces nadarán por el medio ambiente como uno solo.

Nota del autor: Con muchos tetras de rubí en el mismo tanque, es posible que vea la forma de clics más pequeños. Los grupos de machos a veces pueden crear territorios definidos que defenderán. Cuando esto suceda, no se sorprenda si ve algún combate ligero.

Compañeros de tanque Ruby Tetra

Si bien el ruby ​​tetra es un pez pacífico, tienes opciones limitadas para compañeros de tanque.

El pequeño tamaño de estos peces los convierte en objetivos instantáneos. Incluso en una comunidad de habitantes no agresivos, los tetras rubí pueden confundirse con comida.

Su mejor opción es mantener los tetras rubí en grupos grandes. Prosperan cuando están rodeados de otros de la misma especie. Un grupo de al menos seis peces es imprescindible, pero siempre puedes ir más grande.

Más allá de otros tetras rubí, puedes probar:

Cría

Criar tetras rubí no es demasiado complicado. ¡En tanques maduros, el desove a veces ocurre naturalmente sin ninguna intervención!

Sin embargo, aquellos que buscan maximizar las tasas de supervivencia deben criar estos peces en un tanque separado. Los tetras de rubí no protegen los huevos ni muestran ningún instinto parental, por lo que debes proporcionar cierta separación entre los adultos y los alevines.

En un tanque separado de 10 galones, cree un ambiente similar al del acuario principal. Agregue muchas plantas de hojas finas. Los tetras de rubí dispersan huevos, por lo que necesitas que las plantas te brinden protección.

También se recomienda un poco de hojarasca. Los restos tienen microorganismos que los alevines pueden comer una vez que emergen del huevo.

Mantenga las luces bajas y suba la temperatura unos grados por encima del tanque principal. Cuando agregue peces adultos, use más hembras que machos.

No debería tomar mucho tiempo para que ocurra la reproducción. Las hembras esparcirán sus huevos por todo el tanque. Cuando esto suceda, retire a los adultos y deje que los huevos se incuben en paz.

Después de un par de días, los huevos eclosionan y se comen el saco de huevos. Una vez que sean lo suficientemente grandes, proporcionas infusorios, camarones en salmuera y comida para peces en polvo.

Conclusión

El cuidado de Ruby tetra es bastante manejable, sin importar cuánta experiencia tenga. ¡Esta especie de agua dulce requiere poco mantenimiento y es muy divertida de observar!

Esperamos que considere este pez para su próximo acuario de agua dulce. ¡Si usted tiene alguna pregunta sólo háganoslo saber!