Guía y preguntas frecuentes sobre el baño de sal de Epsom para Betta

¿Sabías que la sal se puede usar para beneficiar a tus peces de varias maneras, incluso a las especies de agua dulce, como los bettas?

Pero, ¿qué tipos de sal son seguros para usar en su pecera? ¿Cuándo es apropiado un baño de sal de Epsom para peces betta? ¿Y cuál es la dosis correcta de sal a utilizar?

Lea esta guía para aprender a usar sal de acuario para el tratamiento de peces betta.

¿Qué es la sal de Epsom y cómo funciona?

Sulfato de magnesio (sales de Epsom) en una pala de madera rústica - concepto de baño relajante

sal de Epsom se conoce más correctamente como sulfato de magnesio y es un compuesto químico que comprende azufre, oxígeno y magnesio. El químico lleva el nombre de la ciudad de Epsom, Surrey en el Reino Unido, donde se descubrió originalmente la sal.

La sal de Epsom no debe confundirse con la sal común de mesa ya que es un compuesto totalmente diferente, aunque tiene un aspecto muy similar. Durante cientos de años, la sal de Epsom se ha utilizado para ayudar a curar remedios comunes en las personas. El compuesto es soluble en agua y a veces se le llama “sales de baño”. De hecho, la gente todavía usa sales de Epsom disueltas en agua de baño para aliviar dolores y molestias.

Hoy en día, además de usar la sal de Epsom en acuarios como medicamento para peces, el compuesto se usa en la preparación de alimentos, el tratamiento del suelo e incluso en el cemento en la industria de la construcción.

Cómo funciona la sal de Epsom en su acuario

En el hobby, la sal de Epsom se usa para mantener la concentración de magnesio en tanques marinos que contienen corales pétreos.

Cuando se usa para tratar condiciones de salud y enfermedades, los parásitos, hongos o parásitos que infectan a los peces absorben la sal del acuario. Una vez absorbida, la sal lixivia el agua de los organismos, deshidratándolos y matándolos.

La sal de Epsom también es un laxante eficaz que se puede usar para tratar la hinchazón leve y el estreñimiento en los peces betta causados ​​por comer en exceso.

¿Cuál es la diferencia entre la sal de acuario, la sal de Epsom, la sal marina y la sal de mesa?

Aunque puedes usar sal en el acuario de tu betta, debes usar el tipo correcto de sal. ¡Usar la sal incorrecta puede ser peligroso para tu mascota!

Puedes leer una explicación detallada sobre los diferentes tipos de sales y su uso en el acuario en nuestra guía en este enlace. Mientras tanto, aquí hay una descripción general rápida:

Sal de mesa (cloruro de sodio, NaCI)

La mayoría de nosotros tenemos un tarro de sal de mesa en la alacena de la cocina. En el hogar, la sal de mesa se usa principalmente como condimento y conservante de alimentos. La sal también es útil para derretir el hielo en el camino e incluso se puede usar para mantener a las babosas alejadas de las plantas tiernas.

Sin embargo, la sal de mesa nunca debe usarse en su pecera.

¿Cómo es eso?

Bueno, la sal de mesa tiene compuestos agregados, como el yodo. Los agentes antiaglomerantes también se mezclan con la sal para evitar que se aglutine. Desafortunadamente, todos esos aditivos pueden introducir químicos peligrosos en la sal, como el cianuro.

Sal Marina

La sal marina a veces se denomina sal marina. La sal marina contiene cloruro de sodio, oligoelementos y otras sales.

Este tipo de sal se usa en configuraciones marinas y de arrecifes para ajustar los niveles de dureza, pH y salinidad. La sal marina no es adecuada para su uso en tanques de agua dulce y no debe usarse para crear un baño para su pez betta.

sal de acuario

La sal de acuario en realidad se deriva de la sal marina. Sin embargo, la sal se procesa para eliminar los compuestos que son dañinos para los peces de agua dulce, incluido su amigo betta.

Muchos acuaristas utilizan rutinariamente sal de acuario para ayudar a curar lesiones, mejorar la función branquial, reducir la absorción de nitratos y promover la producción de la capa de baba.

Sal de Epsom

Como se mencionó anteriormente, la composición química de la sal de Epsom es diferente a la de otras sales. No contiene los mismos elementos que la sal marina y es seguro para usar en acuarios de agua dulce.

La sal de Epsom generalmente se usa para tratar diversas afecciones de salud, incluidos problemas de vejiga natatoria, hidropesía y estreñimiento. También puede usar sal de Epsom para ajustar el pH y la dureza del agua en su tanque.

Cuándo usar sal marina

No podemos enfatizar lo suficiente que no debes usar sal marina o marina para tratar a tu pez betta.

sal en la mesa

La sal marina se utiliza para crear un entorno marino para los peces de agua salada y otras criaturas. La sal marina hace que el agua sea salada y además ayuda a equilibrar el pH y la dureza del agua.

La sal marina es extremadamente peligrosa para las criaturas y plantas de agua dulce, así que nunca intentes sustituirla por sal de Epsom, ya que eso matará a tu betta.

Cuándo evitar el uso de sal

La mayoría de las especies de peces e invertebrados tropicales viven exclusivamente en agua dulce, donde los niveles de sal en el agua son insignificantes. Aunque a muchos aficionados les gusta agregar un poco de sal de acuario a su tanque de vez en cuando para impulsar producción de capa de limo hay momentos en los que no debes usar sal en absoluto.

Tanques Plantados

Si tiene un tanque que contiene plantas vivas, no puede agregar sal al agua. Si el agua tiene altos niveles de salinidad, tus plantas morirán rápidamente.

Eso es un desastre para la calidad del agua en el tanque ya que las plantas usan los nitratos en el agua como nutrientes. Además, las plantas ayudan a oxigenar el agua a través de la fotosíntesis. ¡Finalmente, los bettas aman las plantas! Tu amigo con aletas usa plantas arbustivas como escondites y descansará sobre plantas de hoja ancha cuando le apetece una siesta.

Otras especies

hermosos peces de acuario Corydoras sterbai

Muchos aficionados mantienen su betta en una comunidad de peces pequeños y pacíficos. Las Corydoras son extremadamente populares, simpáticos pequeños bagres que se alimentan en el fondo y que pueden brindar compañía a tu betta y mantener el tanque ordenado al recoger los restos de comida que caen al sustrato.

Sin embargo, aunque los Cories no son peces sin escamas, pueden ser muy sensibles a ciertos medicamentos para peces y a la sal. Eso también se aplica a muchas otras especies. Por lo tanto, siempre verifique dos veces que todo su ganado pueda tolerar el acuario o la sal de Epsom antes de agregarla a su acuario.

Seguridad primero

Teniendo en cuenta los riesgos potenciales anteriores de usar sal en su pecera, le recomiendo que ponga a su betta en un tanque de cuarentena o en un baño de sal de Epsom para el tratamiento.

¿Qué condiciones trata la sal de Epsom?

Hay varias condiciones que puede usar para tratar la sal de Epsom.

Estreñimiento

El estreñimiento es un problema bastante común en los peces betta. Los problemas surgen si sobrealimenta a su mascota, si le da una dieta exclusivamente de alimentos secos o si no incluye suficientes alimentos carnosos vivos o congelados en su dieta.

Los síntomas a buscar incluyen:

  • Letargo
  • no comer
  • Vientre hinchado

Por lo general, el estreñimiento se puede tratar con bastante facilidad haciendo ayunar a tu pez durante 24 a 48 horas y luego ofreciéndole a tu betta algo de comida congelada viva o descongelada.

Si eso no soluciona el problema y hace que las cosas vuelvan a moverse, un baño de sal de Epsom a menudo puede arreglar las cosas. Básicamente, agrega una cucharada de sal de Epsom por galón de agua al tanque de cuarentena.

Hidropesía

La hidropesía es una condición muy seria en los peces que muy a menudo es fatal.

Una vez que la condición avanza, los riñones y otros órganos del pez dejan de funcionar correctamente y el área abdominal se hincha con líquido. También puede notar “piñas”, donde las escamas del betta se empujan hacia afuera, lo que le da al pez la apariencia de una piña. Desafortunadamente, una vez que la enfermedad ha llegado a esa etapa, los peces generalmente mueren.

Sin embargo, si detecta la condición temprano, existe una pequeña posibilidad de que su betta se recupere, y se puede usar un baño de sal de Epsom para reducir la hinchazón abdominal. Use una cucharadita de sal de Epsom por galón de agua en el tanque de cuarentena.

Enfermedad de la vejiga natatoria

La enfermedad de la vejiga natatoria es otra condición común que afecta a los bettas. los vejiga natatoria es un órgano en el abdomen del pez que controla la flotabilidad del betta. Básicamente, la vejiga natatoria permite que los peces naden en el agua, se eleven y naden hacia abajo. Cuando la vejiga natatoria se ve comprometida, el betta puede nadar de un lado, flotar hacia la superficie del agua, hundirse hasta el fondo o incluso nadar boca abajo. La condición es extremadamente estresante para tu pez, ya que la discapacidad significa que el betta probablemente no podrá alimentarse o llegar a la superficie para respirar, usando su órgano laberíntico.

La enfermedad de la vejiga natatoria tiene varias causas, entre ellas:

  • Estreñimiento
  • Parásitos
  • enfermedades bacterianas
  • Altos niveles de nitrato

Un baño de sal de Epsom puede ayudar a aliviar los problemas de la vejiga natatoria. Sin embargo, antes de bañar a tu pez, es una buena idea ayunar al betta durante 24 a 48 horas. Use una cucharadita de sal de Epsom por galón de agua en el tanque de cuarentena.

Una palabra de precaución

Aunque las sales de Epsom pueden ayudar a aliviar algunas afecciones simples, es posible que aún deba tratar a sus peces con medicamentos de venta libre adecuados, especialmente si el problema es causado por parásitos o bacterias.

Las sales de Epsom pueden ser muy útiles para controlar algunas condiciones de salud y ayudar a la recuperación, pero no son una panacea y no solucionarán enfermedades graves, como la hidropesía.

Cómo tratar a su pez Betta con sal de Epsom

El pez luchador siamés Betta, Betta splendens Pla-kad (pez mordedor) tailandés.  (Halfmoon fancy white red betta) en movimiento sobre fondo de malezas de agua dulce

Ahora, aquí le mostramos cómo tratar a su amigo betta con sal de Epsom.

preparar la bañera

La bañera de sal de Epsom es simplemente un recipiente de alrededor de un galón de tamaño. Llena la tina con agua sin cloro que tenga la misma temperatura que el tanque de tu betta.

Agregue la cantidad correcta de sal de Epsom para la condición que está tratando. Mezcla la sal en el agua hasta que se disuelva por completo.

Preparar el tanque de avivamiento

También necesita un tanque de recuperación donde su betta pueda recuperarse después del tratamiento y antes de devolverlo a su acuario principal.

Este tanque debe contener ¼ de agua infundida con sal de Epsom y ¾ de agua de acuario normal extraída del tanque de la casa de tu betta.

Reúne todo lo que necesitas

Ahora, reúna todo lo que necesita para tratar a sus peces, incluyendo:

  • Termómetro con el que comprobar la temperatura del agua
  • Red de pesca para transferir con seguridad su betta entre tanques
  • Aplicación de cronómetro o temporizador en su teléfono para que use tiempos de tratamiento precisos
  • Cucharas medidoras para que uses la cantidad correcta de sal de Epsom

Tener todo a mano le ahorra tiempo y molestias y hace que sea menos probable que se equivoque en los tiempos.

Trata a tu pez Betta

Retire su pez betta de su tanque de casa y colóquelo suavemente en la bañera de sal de Epsom. Tendrás que mantener a tu betta en la bañera durante de cinco a ocho minutos solamente.

Si notas que las branquias del betta dejan de moverse o comienza a perder el equilibrio y se inclina hacia un lado, saca el pez de la tina y colócalo en el tanque de recuperación.

Transfiere tu Betta al tanque Revival

Una vez que se complete el tratamiento, mueva su pez betta al tanque de recuperación.

La idea es permitir que su mascota se aclimate gradualmente a condiciones de agua menos salada. Eso es crucial para prevenir el estrés y el impacto potencial que podría resultar de devolver a los peces directamente al agua dulce normal.

Si su betta parece angustiado o pierde el conocimiento en algún momento durante este baño de tratamiento, muévalo al tanque de recuperación hasta que se recupere.

Devuelve tu betta a su casa

pez betta, pez luchador siamés en acuario

Una vez que el betta haya pasado unos diez minutos en el tanque de recuperación, puedes reemplazarlo suavemente en el acuario de su casa.

preguntas frecuentes

En esta parte de nuestra guía de baños de sal de Epsom para peces betta, respondemos algunas de las preguntas más frecuentes sobre este tratamiento.

¿Cuál es la diferencia entre un baño y un chapuzón?

La diferencia entre un chapuzón y un baño es el tiempo. Un baño suele ser de corta duración, mientras que un baño es un tratamiento más largo. Por lo tanto, un baño de sal de Epsom generalmente se clasifica como un baño.

¿Se puede usar sal de acuario para tratar la hinchazón?

No. La sal de acuario dificultaría el paso de líquidos, exacerbando la hinchazón. La sal de Epsom hace lo contrario y es una opción de tratamiento mucho más segura.

¿Necesito aclimatar a mi betta antes del baño?

La cantidad de sal que usas en tu baño es bastante alta, y aclimatar al betta de antemano lo sobreexpondría a la dosis más de lo necesario.

¿Puede mi betta desmayarse?

Sí, él puede. La pérdida de conciencia es generalmente una reacción de estrés a las condiciones inusuales en la inmersión. Por lo general, a menos que el betta esté gravemente enfermo y débil, una vez que lo devuelvas a su entorno preferido, no salino, volverá a la normalidad con bastante rapidez.

¿Con qué frecuencia puedo usar un baño de sal de Epsom para mi betta?

Si está usando un baño de sal de Epsom para tratar el estreñimiento en su betta, es posible que deba ponerlo en el baño dos o tres veces para que las cosas se muevan. Otras afecciones, como la hidropesía y la enfermedad de la vejiga natatoria, son más graves y deben tratarse con la medicación adecuada para la causa de la afección. La sobreexposición a la sal de Epsom puede ser dañina para los peces y este tratamiento no debe usarse de manera rutinaria.

En conclusión

pez betta splenden

La sal de Epsom se puede usar para tratar varias afecciones en los peces betta, incluida la hidropesía, la enfermedad de la vejiga natatoria y el estreñimiento. Sin embargo, nunca debe sobreexponer a sus peces de agua dulce a la sal de Epsom, ya que podría ser perjudicial para su mascota.

Si la condición de su amigo betta no mejora después de su experiencia en la bañera de sal de Epsom, debe averiguar qué está causando el problema e intentar usar un medicamento de venta libre apropiado para tratarlo.

¿Le diste a tu pez betta un baño de sal de Epsom y funcionó para curar su problema? ¡Cuéntanos tu experiencia en el cuadro de comentarios a continuación!

Valora este post
Sergio B. Alonso
La acuariofilia es mi pasión, y todo lo que aprendí y aprendo es la fuente de información para muchos de mis amigos que quieren tener sus propios acuarios cuando contemplan los mios. Yo les ayudo a mantener sus acuarios limpios y funcionando correctamente, además de ocuparme también de mis propios acuarios. Y como mi pasión por los peces y las plantas no tiene límites, también disfruto de tener mi propio sitio web, Acuario3web.com donde escribo lo que sé sobre este maravilloso mundo del acuarismo.