Con qué frecuencia debe alimentar a los peces Goldfish

Saber con qué frecuencia debe alimentar a un pez dorado es muy importante si desea brindarle un buen cuidado. Darles demasiada o muy poca comida (o en el momento equivocado) puede generar una serie de problemas con los que no querrá lidiar.

Pero esta es un área donde los nuevos propietarios cometen errores todo el tiempo.

Piensan en el tanque, las condiciones del agua y la dieta general de sus nuevas mascotas. ¡Pero no saben cuántas veces deberían alimentarlos!

Afortunadamente, esta guía lo ayudará a comprender todo lo que necesita saber sobre la frecuencia con la que debe alimentar a sus peces de colores. Aprenderá el horario correcto a seguir y por qué es importante.

¿Que comen?

Antes de adentrarnos en la importancia de alimentar a su pez dorado la cantidad adecuada de veces al día, debemos hacer una descripción general rápida de su dieta adecuada.

Esto se debe a que muchos propietarios piensan que saben con qué alimentar a sus peces dorados, pero en realidad no tienen ni idea. Si no les está dando la comida adecuada, entonces realmente no importa con qué frecuencia los alimente (porque de todos modos van a tener problemas de salud).

Afortunadamente, la dieta ideal para la mayoría de los peces de colores es bastante fácil de manejar.

Su mejor opción es alimentarlos con copos específicos para peces de colores como el alimento básico de su dieta. Esto cubrirá muchos de sus requisitos nutricionales básicos y servirá como base para su salud en general.

Además de esto, puede incluir algunos otros alimentos como dafnias, camarones en salmuera y varias verduras. Se les debe dar de comer unas cuantas veces por semana como máximo.

Nota del autor: En la naturaleza, verá peces de colores comiendo una mezcla de plantas y animales. Estos peces no son quisquillosos y tomarán todo lo que puedan. Por eso es importante brindarles un poco de variedad en cautiverio.

¿Con qué frecuencia debe alimentar a sus peces de colores?

La regla general a seguir es que debe alimentar a su pez dorado 2 o 3 veces al día. Este es un promedio simplificado que funcionará bien en la mayoría de las situaciones.

También debe tratar de mantener los horarios de alimentación constantes todos los días. Esto ayudará a su pez dorado a desarrollar un patrón regular y ayudará a su ciclo digestivo.

Dos peces de colores se alimentan con suficiente frecuencia

Alimentarlos en momentos aleatorios a lo largo del día aumentará la posibilidad de que se enfermen o de que no consuman una cantidad constante de alimentos.

Pero a pesar de que las pautas anteriores facilitan las cosas, no debe tener miedo de variar un poco su plan cuando sea necesario. Esto es algo que viene con la experiencia.

Por ejemplo, puede encontrar que su pez dorado no come tanto a medida que envejece. En esta situación, puede ser inteligente que intentes disminuir la cantidad de veces que los alimentas cada día de tres a dos (siempre mide la cantidad de comida que les estás dando para asegurarte de que no estás reduciendo demasiado su ingesta. drásticamente).

Siempre recomendamos a los propietarios que se apeguen a las pautas de atención cuando son principiantes, pero que ejerzan el sentido común a medida que adquieren más experiencia.

¿Cuánto les da de comer cada vez?

Ahora que sabe con qué frecuencia debe alimentar a sus peces de colores, es hora de hablar sobre la cantidad. Hacer esto correctamente es uno de los elementos más importantes de una atención adecuada.

Piénsalo:

Supongamos que le está dando a su pez dorado una cantidad sustancial de comida cada vez que lo alimenta. En esta situación, alimentarlos dos veces al día podría estar bien, ¡pero tres veces al día podría ser excesivo!

Una mejor alternativa sería dividir la cantidad de comida que normalmente les da en dos comidas en tres. Esto es más fácil para la digestión y también proporcionará a su pez dorado un poco más de enriquecimiento con el tiempo (a los peces les encanta el tiempo de alimentación).

Para averiguar la cantidad correcta para alimentarlos, siga la regla de los dos minutos. Esto simplemente significa que debe evitar darle a su pez dorado más comida de la que puede comer en dos minutos.

Nota del autor: Esta regla funciona especialmente bien para la comida en escamas, ya que su pez dorado podrá localizarla y comerla rápidamente.

Si, en cambio, les está dando gránulos, es posible que deba extender un poco esta ventana de tiempo. Por lo general, los peces dorados tardan un poco más en encontrar los gránulos antes de comenzar a comer (especialmente los que se hunden).

¿Existe un momento ideal para alimentarlos?

Al planificar cuántas veces debe alimentar a un pez dorado, es común preguntarse si hay momentos específicos del día que funcionan mejor que otros.

Afortunadamente, esto no es algo de lo que deba preocuparse.

Siempre que los alimente 2-3 veces durante el día de manera constante, estarán bien. Mientras que a otras especies claramente les va mejor con períodos de tiempo específicos, los peces de colores requieren poco mantenimiento en este sentido.

Nuevamente, lo más importante que puede hacer es asegurarse de cumplir con un horario de alimentación constante. Esto marcará una gran diferencia en su vida útil y en su salud general a largo plazo.

Eso significa que si los alimenta a las 8:30 antes de ir al trabajo y nuevamente cuando regresa a las 5, ¡manténgalo así! Si su horario cambia y está considerando cambiar los horarios de alimentación, es mejor hacerlo lentamente en el transcurso de unos días, si es posible.

Cosas a tener en cuenta

Aunque idear una estrategia de alimentación eficaz es bastante sencillo, hay algunas cosas que debe tener en cuenta. Los tres elementos a continuación pueden afectar la frecuencia con la que debe alimentar a sus peces de colores, por lo que es importante comprenderlos.

Sobrealimentación

La sobrealimentación es un error común que cometen muchos nuevos propietarios de peces de colores. A diferencia de otras mascotas, puede ser un poco más desafiante controlar cuánto termina comiendo su pez dorado.

Dado que está dejando caer comida en el agua (en lugar de colocarla en un tazón), no es razonable esperar que coman cada onza que usted les da.

Un pez dorado en busca de comida en el fondo del tanque.

Cuando combina esto con una estrategia de monitoreo de alimentos inexacta (que no sigue la regla de los dos minutos), pueden surgir dos problemas comunes.

El primero tiene que ver con su salud directa.

Cuando le das demasiada comida a un pez dorado, comenzará a engordar (no es de extrañar). Esto comenzará a inhibir sus funciones corporales básicas y afectará negativamente su salud en general. Hace que la digestión adecuada sea mucho más difícil y aumenta la posibilidad de que desarrollen un hígado graso.

También puede hacerlos más propensos a diversas enfermedades. La posibilidad de que las aletas se pudran y la hidropesía se disparen si está alimentando a sus peces dorados con demasiada frecuencia.

La segunda forma en que la sobrealimentación puede causar problemas es con la calidad del agua.

Cuando le das demasiada comida a tu pez dorado, parte de ella permanecerá sin comer y flotará hasta el fondo del acuario. Si bien nunca puedes lograr que tus peces dorados se coman el 100% de la comida que les das, la sobrealimentación aumenta drásticamente la cantidad de comida sobrante.

He aquí por qué eso es un problema:

Con el tiempo, la comida que está en el tanque comenzará a descomponerse. Este proceso aumentará la cantidad de amoníaco, nitritos y nitratos en el tanque. Cuando estos niveles aumentan y no se controlan, el agua se convierte en un lugar muy peligroso para sus peces de colores.

Falta de apetito

Aprender con qué frecuencia alimentar a los peces dorados generalmente implica que usted averigüe la cantidad correcta de alimento que debe proporcionar y asume que su pez dorado realmente quiere comer.

Pero, ¿y si no lo hacen?

Cuando su pez dorado pierde el apetito, generalmente significa que algo anda mal. Y como propietario, ¡es tu trabajo descubrir qué es eso!

Una de las causas obvias es alguna forma de enfermedad o dolencia. Al igual que cualquier otro animal, sentirse mal puede hacer que su pez dorado no quiera consumir tanta comida como de costumbre.

Nota del autor: Hay varias formas de determinar si este es el caso, pero siempre recomendamos comenzar con una prueba de agua. Eso puede resaltar cualquier problema de alto nivel con el agua que deba abordarse antes de comenzar a considerar otras posibilidades.

También existe la posibilidad de que los hayas sobrealimentado. Esto podría hacer que su pez dorado no quiera más comida (porque no tiene hambre) o desarrollar problemas con su sistema digestivo. Revise la regla de los dos minutos para asegurarse de no alimentarlos con demasiada frecuencia.

¡La última posibilidad común es simplemente que no les guste la comida que les estás dando! Obviamente, esto es poco probable si ha estado alimentando a sus peces de colores con la misma comida durante años, pero es una posibilidad si recientemente ha cambiado a un nuevo alimento.

En este caso, es importante darles la oportunidad de adaptarse antes de abandonar la comida que estás probando. ¡A veces, los peces de colores solo necesitan una oportunidad para acostumbrarse a la nueva comida!

Dominio de los alimentos

El comportamiento de los peces en su tanque puede sabotear la frecuencia con la que alimenta a sus peces dorados. Si bien sería bueno tener un tanque comunitario sin tener que preocuparse por el dominio de los alimentos, es algo que puede evitar que su pez dorado obtenga la comida que necesita.

Un pez dorado que muestra el dominio de los alimentos sobre otro

En pocas palabras, el dominio de los alimentos se refiere a peces más grandes, más fuertes o más rápidos que acaparan toda la comida y evitan que otros peces se coman. Muchas veces esto no es malicioso, es solo un instinto de supervivencia natural.

Dependiendo de los otros peces que tenga con su pez dorado, existe la posibilidad de que el dominio de los alimentos se interponga en su camino. Esto puede suceder cuando se mantienen peces de colores con una especie completamente diferente o en un acuario solo para peces de colores.

Esté atento a esto cuando los alimente para tener una idea de si se está produciendo un predominio de alimentos en el tanque. Es posible que deba distribuir la comida o probar diferentes tipos para asegurarse de que todos coman lo suficiente.

En ciertas situaciones, es posible que deba separar los peces para permitir que todos sus peces dorados obtengan lo suficiente para comer. Esto es más eficaz que aumentar la frecuencia con la que los alimenta (lo que puede provocar una sobrealimentación).

Conclusión

Aprender con qué frecuencia alimentar a los peces de colores no es ciencia espacial. De hecho, ¡muchos de los principios fundamentales son francamente fáciles!

Pero dentro de eso, hay un nivel de toma de decisiones situacionales que deberá desarrollar con el tiempo. Hay una variedad de circunstancias que pueden cambiar su estrategia.

Tener una sólida comprensión de ellos lo ayudará a brindar un mejor cuidado y a mantener a sus peces dorados en un horario de alimentación constante y saludable.

Como siempre, si tiene problemas, nunca está mal llamar a su veterinario para obtener comentarios adicionales. ¡Ellos pueden ayudarlo a descubrir cómo solucionar cualquier problema de alimentación que tenga y volver a encarrilarse!

Si tiene alguna pregunta para nosotros, siempre puede enviarnos un mensaje. Hacemos nuestro mejor esfuerzo para estar activos en las redes sociales y revisar regularmente nuestra bandeja de entrada.