¿Pueden los peces ahogarse? Causas comunes y soluciones

Puede parecer un poco extraño pensar que los peces pueden ahogarse o tragar, pero sucede. Aunque estas pequeñas y encantadoras criaturas pasan prácticamente todo el tiempo bajo el agua, este entorno acuático no les garantiza estar libres de condiciones peligrosas.

Es importante recordar que la asfixia ocurre como resultado de tragar algo que es demasiado grande para pasar por el esófago. Este problema afecta ocasionalmente a los humanos, pero también puede afectar a los peces. Algunas especies de peces son más propensas que otras a desarrollar este problema, y ​​hay varias cosas que puede hacer para reducir las posibilidades de que su mascota experimente episodios de asfixia o arcadas.

¿Pueden los peces ahogarse? Causas comunes y soluciones

Los peces ciertamente pueden atragantarse, pero hay muchas maneras de evitar que esto suceda en primer lugar. ¡Estas son algunas de las razones más comunes por las que ocurre este fenómeno y algunos consejos sobre lo que puede hacer para remediar la situación antes!

Alimentos que son demasiado grandes

Muchos peces disfrutan comiendo alimentos más grandes. Por ejemplo, los alimentos vivos como las lombrices de tierra, los grillos y algunas especies de peces pueden ser muy deseables. Sin embargo, si alimenta a su mascota con un trozo de comida que es demasiado grande para que pueda consumirla de manera segura, es posible que se ahogue o se atragante. Esto se debe a que el esófago del pez es demasiado angosto para permitir el paso fácil de alimentos más grandes.

Además, muchos aficionados también disfrutan de alimentar a los peces con alimentos que se expanden en el estómago. Esto se hace para que tu mascota se sienta llena o aumente su ingesta calórica, pero también puede causar asfixia si este tipo de alimentos son demasiado grandes para que los peces los traguen.

Otro culpable son los guisantes congelados y otras verduras. Estos a menudo se ofrecen como una cura para el estreñimiento o como un regalo, pero muchos peces los tragan instintivamente enteros. Esto hace que las especies más pequeñas se atraganten o traguen, lo que puede provocar problemas más graves, como obstrucción intestinal o asfixia.

La solución:

Siempre alimenta a tus peces con trozos de comida que no sean más grandes que el tamaño de sus bocas. Una buena regla general es observar el movimiento de la boca de su mascota mientras se alimenta. Si necesita abrir mucho la boca solo para tomar un bocado de su comida, le estás dando comida que es demasiado grande. En este punto, es mejor alimentarlos con una cantidad de piezas más pequeñas que les resulte más fácil tragar.

Otra pauta popular es limitar el grosor de la comida de sus peces al tamaño de sus ojos. Si está siguiendo esta regla, intente cortar trozos más grandes de alimentos en cubos más pequeños y distribuirlos durante un período de tiempo en lugar de ofrecer todo el trozo de una sola vez.

Además, debes recordar seleccionar siempre comida para peces con el tamaño de gránulo correcto. Preste especial atención a las necesidades dietéticas de las razas más pequeñas, que se beneficiarían de gránulos más pequeños como el Micropellets Hikari Bio-Gold. ¡Considere alternativas de comida para peces si sus peces se beneficiarán de ellas!

Mala calidad del agua

Una de las causas más comunes de asfixia en los peces domésticos son las malas condiciones del agua. Los peces pueden ahogarse o tragar fácilmente cuando están expuestos a niveles bajos de oxígeno disuelto dentro de sus tanques. Esto generalmente sucede como resultado de hacinamiento, alimentación excesiva o aireación o filtración insuficientes.

Los cambios de agua poco frecuentes son el enemigo de todos los propietarios de peces. Los desechos de pescado, los alimentos en descomposición y otros contaminantes pueden acumularse fácilmente dentro de su tanque con el tiempo suficiente. Esta acumulación conduce a un aumento de los desechos nitrogenados que pueden agotar el oxígeno del agua y hacer que los peces se ahoguen.

Además, otro problema con los bajos niveles de oxígeno es que puede hacer que los peces produzcan grandes cantidades de mucosidad. Esto sucede porque el cuerpo produce más mucosidad en un esfuerzo por mantener los niveles adecuados de oxígeno. Desafortunadamente, este problema a menudo conduce a daños en las branquias y otros problemas a largo plazo, como la muerte por asfixia.

La solución:

Comience realizando un cambio de agua del 50%. Esto reducirá la cantidad de contaminantes en su pecera y puede resolver una serie de problemas diferentes, incluidos los problemas respiratorios. Además, asegúrese de realizar cambios de agua regulares con mayor frecuencia en el futuro. Por ejemplo, si normalmente realiza un cambio de agua del 50 % una vez por semana, intente aumentarlo a dos veces por semana.

Los propietarios de peceras más grandes a menudo usan piedras de aire, que introducen más oxígeno en el agua. Estos son especialmente útiles cuando su filtro no funciona correctamente o si tiene un tanque con exceso de existencias. Solo recuerde que si el oxígeno disuelto en su tanque cae por debajo de las seis ppm, debe agregar otra piedra de aire en lugar de aumentar su tamaño.

Usar el tipo incorrecto de agua

Otra razón común de asfixia y daño branquial es el uso de Agua de la ciudad o agua del grifo sin tratar. El agua de acuario procedente de la ciudad a menudo contiene cloro o cloramina, que daña las branquias y provoca la producción de mucosidad. Si sus mascotas están expuestas a agua no tratada, eventualmente tendrán dificultades para respirar, lo que resultará en asfixia o asfixia si no se hace nada al respecto.

El agua de la ciudad también puede hacer que los niveles de pH cambien de ácido a básico sin previo aviso. El cloro o la cloramina en el agua de la ciudad a menudo es responsable de este cambio de pH, que también afecta a los peces al dañar sus branquias. Por ejemplo, incluso si no nota ninguno de los signos reveladores de daño inminente, como decoloración o movilidad reducida, sus peces todavía están sufriendo en algún nivel.

El agua de mar es otro peligro potencial para los propietarios de peces. Si usa una mezcla de sal de arrecife en lugar de agua mezclada, sus peces podrían terminar consumiendo demasiado sodio o cloruro si no están completamente aclimatados a este tipo de fuente de agua. El agua de mar también contiene altos niveles de sulfato. Demasiado sulfato puede causar una producción excesiva de moco, lo que puede causar daños en las branquias y problemas respiratorios que provocan asfixia.

La solución:

Tenga en cuenta los parámetros del agua al seleccionar su fuente de agua. Si está usando agua de la ciudad, asegúrese de declorarla primero antes de usarla dentro de su acuario. Sin embargo, la decloración del agua puede ser un proceso difícil y lento, por lo que muchos propietarios de peces optan por usar ósmosis inversa (OI) o agua destilada. Consulte este artículo para obtener una lista completa de las fuentes de agua que puede usar en su tanque.

Si no desea usar RO o agua destilada, recuerde que las mezclas de sal de ciudad y de arrecife solo deben representar aproximadamente 1/3 del volumen total de agua de su acuario. Al hacerlo, proporcionará a sus peces suficiente agua para imitar su hábitat natural y, al mismo tiempo, los expondrá a diferentes tipos de agua para aclimatarlos lentamente.

Además, debe realizar un cambio de agua si el pH en su tanque cae por debajo de 6.5 o sube por encima de 8.4. Alternativamente, considere agregar un poco de bicarbonato de sodio (bicarbonato de sodio) a su acuario para estabilizar el pH y evitar que se dispare o baje demasiado al mismo tiempo.

Algunos peces tienen mayores probabilidades de asfixia que otros

Ciertas especies de peces tienen más probabilidades de experimentar asfixia que otras. Por ejemplo, es probable que el pez betta peachsonas se atragante con la comida porque tiene órganos laberínticos. Estos son órganos únicos que les permiten respirar aire de la superficie de su tanque. Desafortunadamente, estos órganos también facilitan que ingieran demasiado aire mientras se alimentan, lo que puede provocar asfixia y asfixia.

Otros peces de agua dulce, como los peces koi, también corren un mayor riesgo de asfixia porque tienen tendencia a comer plantas. De hecho, las plantas que han entrado en el tracto digestivo de un pez koi no se descomponen y en realidad pueden formar una barrera entre otras partículas de alimentos, lo que puede provocar asfixia y otras complicaciones digestivas.

Además, algunas especies de peces, como la trucha, el salmón y la lubina, tienen más probabilidades de atragantarse que otras especies de peces. Esto se debe a que estas especies tienden a ingerir su comida rápidamente, lo que puede hacer que se ahoguen si intentan agarrar algo que es demasiado grande para tragar. Si alguna vez ha ido a pescar lubinas en aguas profundas, por ejemplo, es posible que haya notado que las lubinas se atragantan con sus presas con bastante frecuencia.

La solución:

Cuando se trata de mascotas como bettas y kois, la solución es bastante simple. Solo debes abstenerte de darles de comer cualquier tipo de material vegetal. Además, también debes evitar poner a tu pez betta en un tanque pequeño porque la falta de espacio puede facilitar que se atraganten con la comida, así como otros peligros como el envenenamiento por amoníaco.

Con respecto a las especies problemáticas como la trucha y el salmón, intente agregar algunas plantas de acuario a su acuario. Muchos peces se sienten atraídos instintivamente por las plantas de color verde brillante o marrón, lo que puede engañarlos haciéndoles creer que son comida. Alternativamente, puede alimentar a este tipo de peces a la misma hora todos los días para que sea menos probable que tomen su comida rápidamente y se ahoguen con ella.

Si es un principiante en el pasatiempo, asegúrese de investigar y optar por especies que tengan menos probabilidades de atragantarse. Estos incluyen bagres, guppies, peces dorados y peces ángel. Esto no solo ayudará a reducir el riesgo de asfixia, sino que también le dará una mejor oportunidad de mantener a sus peces vivos y saludables.

preguntas frecuentes

¿Pueden los peces ahogarse con el agua?

Sí, los peces pueden ahogarse con el agua. Sin embargo, esto suele suceder si un pez consume demasiado aire durante el proceso de alimentación, razón por la cual se llama “tragar aire”. Este fenómeno provoca una acumulación de aire dentro del tracto digestivo de los peces, lo que puede resultar mortal si no lo trata un veterinario.

Aunque la asfixia no es causada por el agua per se, es el resultado de tener demasiada agua en su sistema. Para ayudar a prevenir esto, debe asegurarse de que el tanque de su pez tenga un buen sistema de filtración, así como una bomba que les proporcione un flujo de agua suave.

¿Puede un pez dorado tragarse una roca?

Goldfish ryuikin bajo el agua en el acuario

Sí un el pez dorado puede tragarse una roca. De hecho, un pez dorado puede atragantarse con todo tipo de objetos, incluida la grava y el sustrato, porque normalmente comen su comida en trozos grandes en lugar de tamizarlos en busca de trozos más pequeños. Si tiene la costumbre de alimentar a sus peces con plantas vivas o darles golosinas, asegúrese de que cualquier objeto que pase por sus gargantas sea suave y seguro.

También debe optar por una decoración del tanque que sea lisa o en forma de cerámica no tóxica. Esto evitará que cualquier pez se atragante si decide ingerir grava, decoración o sustrato. Es posible que no pueda evitar los comportamientos extraños de los peces, pero ciertamente puede reducir el riesgo de asfixia y otros problemas prevenibles.

¿Cómo saber si un pez se está ahogando?

Hay muchos síntomas de atragantamiento de peces, pero el más obvio es toser o toser. Si nota que su pez tiene este problema, existe la posibilidad de que esté parcialmente pegado a otro objeto en la boca. Lo mejor que puedes hacer en este momento es sacarlos del agua e intentar sacar el objeto con unas pinzas o una red pequeña. Si no sale fácilmente, debe llevar a su pez a un veterinario experimentado de inmediato.

Conclusión

Esperamos que este artículo le haya dado una idea de los problemas que pueden conducir a la asfixia de los peces. Esta es una situación grave que puede resultar fatal si no se trata adecuadamente, por lo que es crucial que les brinden la mejor atención posible como medio de prevención. Confía en nosotros: ¡tu pez te lo agradecerá más tarde!

¿Le ha resultado útil este artículo? ¡Háganos saber lo que piensa en los comentarios a continuación! Y si conoces a alguien que apreciaría estos consejos, ¡compártelos también!

Valora este post
Sergio B. Alonso
La acuariofilia es mi pasión, y todo lo que aprendí y aprendo es la fuente de información para muchos de mis amigos que quieren tener sus propios acuarios cuando contemplan los mios. Yo les ayudo a mantener sus acuarios limpios y funcionando correctamente, además de ocuparme también de mis propios acuarios. Y como mi pasión por los peces y las plantas no tiene límites, también disfruto de tener mi propio sitio web, Acuario3web.com donde escribo lo que sé sobre este maravilloso mundo del acuarismo.